Centro Público

Hablando de ébola, ¿Dustin, dónde estás?

El ébola es el tema de moda -¿o necesidad?-, no pasa día en el que los medios de comunicación no hablen de esta enfermedad que azota a varios países del continente africano.

Incluso, diariamente al ver las noticias uno considera seriamente tomar algún antidepresivo ante frases como: “se extiende un virus mortal”, “no existe cura conocida”, “muere el primer español por ébola”, etc. Estos enunciados nos ponen a pensar, ¿qué pasaría si esta enfermedad saliera del continente africano de una forma descontrolada?, ¿quién podrá hacer frente a ella?

La OMS se ha visto rebasada en sus esfuerzos por hacer frente al presente brote, y en algunos países el panorama es incierto en cuanto a la solución a corto plazo, debido en parte a las condiciones sociales de dichos países. Incluso en países como E.U y España existe un gran debate sobre qué tan bueno habría sido tratar ciudadanos de algunos de estos países en su tierra natal, dado el riesgo del contagio.

Desgraciadamente el desarrollo de vacunas o posibles curas ante cualquier enfermedad no es un proceso sencillo y rápido, como el mostrado en algunas películas. Por ejemplo, Epidemia (1995) protagonizada por un Dustin Hoffman que -cual típico filme americano- logra curas inmediatas debido a genialidades que se le ocurren a los veinte minutos de terminar el filme.

Créame estimado lector, esto no ocurre en la realidad. Sirva el tema para destacar dos aspectos de los cuáles hoy se habla poco.

1.- El desarrollo de curas para esta enfermedad por parte de las empresas farmacéuticas –y ya no digamos los gobiernos-, es un tema a debate internacional. Han pasado casi cuarenta años desde el primer brote documentado y los avances en el desarrollo de una cura son escasos.

A dicho de los científicos especializados, es el poco presupuesto otorgado a la investigación lo que ha definido el por qué no existe cura o, al menos, un tratamiento que de alguna esperanza; claro, hoy todos ponen dinero, pero esto debió haber sucedido hace varios años y no cuando el problema ya está enfrente. Es aquí donde nuevamente aspectos de poder económico y político realizan su asomo –aún sin ser fan a ultranza del “libro negro de las marcas”-.

Las farmacéuticas no han desarrollado curas porque no les importa una enfermedad que “mata a unas cuantas personas”. Como el número de muertos a partir del primer brote ha sido muy bajo, “no es negocio investigar”, más allá de algunos laboratorios canadienses de la compañía Tekmira que realizan investigaciones de un antídoto bajo encargo del Departamento de Estados Unidos.

Sí esto sucede para una enfermedad tan mediática como el ébola que hasta películas merece ¿cuantas curas a diversas enfermedades no son investigadas por qué no son negocio?, ¿cuántos fármacos han sido retirados del mercado por no dejar las utilidades esperadas?

Este es tan solo un ejemplo de porque la salud no debe ser dejada exclusivamente -ni mayoritariamente- en manos de las empresas ya que la salud NUNCA será un negocio redondo donde todos ganen.

La salud es un negocio en unas cuantas manos y más nos vale reflexionar sobre esto ante una reforma de salud inminente que muy probablemente, cual reforma educativa o energética, será impuesta. Es aquí donde debemos replantearnos y pensar qué modelo de salud queremos para nosotros como país.

2.- No busco ser alarmista, pero la secretaria de salud, Mercedes San Juan, menciona que “México está preparado en caso de repatriaciones por ébola”; Armando Ahued, secretario de salud del Distrito Federal, dice “vemos poco viable que pueda presentarse”; y para rematar, el secretario de salud de Coahuila declara: “la Secretaría de Salud en Coahuila carece de protocolos para prevenir la transmisión del virus del Ébola, considerada diez veces más contagioso que el de la influenza AH1N1”.

Con este conjunto de declaraciones puestas sobre la mesa yo estoy buscando en mis cajones algún rosario que me proteja más que los políticos encargados de nuestra salud.

Dígame, estimado lector, fuera de lo que aparece con fecha del 17 de agosto de 2014 en la página web de la SSA -cosas que, dada su obviedad, rayan en consejos de la abuela-, ¿sabemos qué hacer ante la presencia de algún caso de esta enfermedad en ciudades tan cosmopolitas como el Distrito Federal, Puebla, o Guadalajara, por ejemplo? ¿No, verdad?, ¿conoce usted como médico o cualquier otro miembro del personal de salud a donde enviar un caso sospechoso (ya no digamos diagnosticarlo)? Y mejor aún ¿contamos con instalaciones por estado o país que cuenten con personal y equipos dignos y a la altura para atender no digamos un caso aislado sino 10 o 20 que se dieran en suelo nacional?

El ébola no es la única enfermedad que requiere atenciones extremas en caso de presentarse, ya sea por causas “naturales” o por bioterrorismo. El tener instalaciones especializadas y realizar investigación estratégica y de frontera, no es un gasto sino una inversión para todos.

Por desgracia nuestro modelo de salud ha olvidado invertir e investigar para convertirse en un modelo meramente de atención y consumo. Valga la reflexión y el debate una vez más, porque no somos meramente entes de consumo como nos quieren hacer ver; también somos seres humanos que merecen una atención digna.

Alejandro Alayola

El Dr. Alejandro Alayola Sansores es originario del Distrito Federal, realizó sus estudios de Licenciatura en la Facultad de Medicina perteneciente a la Universidad Nacional Autónoma de México y ha realizado estudios de la Maestría en Comunicación y Tecnologías Educativas en Salud en el Instituto Latinoamericano de Comunicación Educativa (ILCE).

Ejerce en diversos lugares y esta orgulloso de ser mexicano a pesar de los esfuerzos de nuestra clase política por demeritar nuestro nacionalismo, gusta del rock en español de los 80s, la comida mexicana, la informática, leer y debatir cualquier tema, entre otras cosas, no ve noticiarios de televisión porque no desea tomar antidepresivos no solo por las noticias sino por lo patético de muchos conductores.

3 comments

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Muy buena reflexión mi estimado doctor, “me dueles mi México”, por doquier nos han dado en la torre, estos políticos vende patrias, desde el campo, salud, economía, energía, educación, y demás, en país es un caos, felicidades por el artículo.

  • No es sólo la ciencia médica la ue ve mermado su progreso en general por los intereses del capital.

    Es la ciencia en sí misma la que jamás podrá avanzar y mucho menos en la dirección correcta si sólo nos dejamos guiar por el interés económico.

    Cuantos recursos se destinan a un data center que aloje contenido para adultos y cuanto a los clusters del proyecto SETI por ejemplo.

    Si el ebola evitara que viéramos porno ya tendríamos la cura… Hackiemos un servidor porno por cada muerto de ebola… Momento, eso también demuestra que no sólo es el capitalismo lo que bloquea a la ciencia, sino nuestro mismo desinterés por nuestros semejantes.

    Todas las especies se extinguen tarde o temprano, esperemos que nuestra propia estupidez no sea la causa.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX El día de hoy les invitamos unos vinos en Salamanca 87, col. Roma. @tavworking y @CentroPublicoMX presentarán las b… https://t.co/ER6iq6AO68
CentroPublicoMX Arte digital y la apreciación de la obra artística a distancia. La nota de Ximena Apisdorf -@AldonzaS- sobre… https://t.co/u0knBA2oXs
CentroPublicoMX “(...) ya es hora de que toquemos esos temas que definen nuestra calidad como sociedad, nuestra idea de que si se p… https://t.co/0bS0oEcU1T
CentroPublicoMX Los invitamos al debate entre aspirantes a la #AlcaldíaMH en #CDMX. @GustavoGarciaMH @maguifisher @pabloorozcohttps://t.co/cjOlfnTW1g