Centro Público

“Había una vez un país, dentro de un país, del cual nadie podía escapar”… La Casa Lobo

Ahí, al sur de Chile, era donde vivía la pequeña María, en un espacio idílico rodeada de naturaleza con amplios campos, árboles altos, cielos azules. María, no sabe quienes son sus padres o sus hermanos, tiene un acento y un cabello rubio que no es usual en la campiña chilena, se dedica a cuidar a los cerditos. María sueña con la libertad de sus acciones y decide escapar de su hogar. María huye de un lobo que vive en el bosque y se oculta en una casa. En ese lugar conoce a dos cerditos que con cuidado y dedicación, se vuelven personas.

María es la protagonista de la animación en stop-motion: “La Casa Lobo” (2018) de los artistas plásticos y cineastas chilenos Joaquín Cociña y Cristóbal León, ganadora de la Calavera de Oro/ Premio del público como Mejor Largometraje Latinoamericano del Mórbido Fest 2018. Por medio de un cuento de hadas realizado como un plano secuencia, es una historia que bien podría haber contado Paul Schäfer, fundador de Colonia Dignidad. De entrada, podría parecer muy sencilla y muy linda, una niña que vivía en una comuna ligada a la palabra de Dios, que decide no cumplir con sus obligaciones y que en la búsqueda de la libertad termina encerrada, y es hasta que llega el lobo a liberarla que se da cuenta de lo afortunada que es.

La infame Colonia Dignidad fue fundada en 1961 y funcionó hasta principios del siglo XXI por Paul Schäfer, un falso ministro y ex militar nazi, que con el pretexto de una mejor vida y, para evitar cargos de pederastia en Alemania, emigró a Chile donde inició una secta, que más tarde se convertiría en un centro de detención y tortura durante la dictadura de Pinochet. La imagen de la Colonia era de armonía, trabajo mancomunado y orden, de una asociación de carácter social y ayuda a la comunidad que incluían diferentes actividades de orden agrícola-ganadero, que se mostraban al mundo por medio de grabaciones donde todos aparecían vestidos de trajes típicos alemanes entonando cantos a diferentes políticos y diplomáticos, tanto de Chile como de Alemania, incluido el mismo Pinochet y jefes de diferentes partidos alemanes de derecha. Con los años se comenzaron a saber de las atrocidades que se llevaban a cabo dentro de las rejas, desde abusos sexuales, torturas por electroshocks, desapariciones, tráfico de armas, asesinatos y una masacre en los años setenta. A los niños se les educaba que no existía una mundo fuera de la mirada de Schäfer. Todos los habitantes de la Colonia eran infantilizados, sin pertenencias, papeles o privacidad mínima, incluso, para ir al baño.

Así, en palabras del programador del festival, Abraham Castillo, “La Casa Lobo” es “polvo puro de pesadillas”, a diferencia de otras películas del MorbidoFest 2018; no hay nada explícito, no hay sangre; sin embargo, la violencia del proceso de construcción de cada uno de los ambientes generan una sensación de claustrofobia. Para evitarla durante el proceso de producción tan largo, delicado y transformativo, los artistas tomaron la decisión de trasladar el estudio-taller privado a los lugares públicos, en forma de exposiciones temporales, donde el cambio de ciudades, de espacios, de personas, permitió que se volviera una actividad comunal, entre los artistas, los colaboradores temporales y los visitantes. Incluso, en México se realizó una de las habitaciones que estuvieron en exhibición en Casa Maaud en 2016.

La historia de María está narrada por dos voces, una la que podría ser Schäfer intentando aleccionar a la pequeña, que es incapaz de cuidar a unos cerditos y la otra de María durante su encierro y en su afán de crear un mundo en el que pudiera vivir. El cambio de huir del lobo a pedirle ayuda es el punto en donde la fantasía se torna en contra de ella. No sabemos qué le ocurrirá a María, pero sí sabemos que los habitantes de la Colonia se encuentran en un limbo legal entre la falta de acción de las autoridades chilenas y alemanas, sin una seguridad social y llenos de recuerdos tormentosos, intentan continuar con sus vidas en Villa Baviera, su actual nombre.

León y Cociña son conscientes de todas las etapas de producción, decidieron que en lugar de sufrir por una producción perfecta incorporaron sus errores como parte de la creación; la imposibilidad de mantener la cámara fija en cada toma, permite un cambio constante; el hecho de que la pintura se chorree deja la idea de una sensación que se desparrama en la realidad. Arrebatando la pureza del impoluto cubo blanco del arte contemporáneo, reflejan una visión más complicada de la realidad. El proyecto de realización tomó muchísimo tiempo, más de 5 años, es el mismo que se queda en nuestras mentes, como si estuviera pegada con la cinta adhesiva con la que fueron creadas las figuras y los ambientes. La característica de María es su constante transformación, a veces es una escultura, otra es una pintura, en otra es una muñequita; su cuerpo fluye en las habitaciones cómo fluye en la vida y, de repente, en la oscuridad escuchamos la voz de un señor grande con marcado acento alemán: María, María.

“La Casa Lobo” se acaba de estrenar en cines chilenos, como un recordatorio de aquellos momentos de terror disfrazados de estabilidad y crecimiento. Por medio de esta película las fronteras entre el arte contemporáneo y el cine se borran, es la oportunidad de ver una historia original en un contexto que conjunta a ambas disciplinas. Se presentó por primera vez en la 68th Berlinale (Berlin International Film Festival) y en diciembre de este año, parte de la producción se presentará en Art Basel Miami Beach. En México, tendremos oportunidad de volverla a ver gracias a la distribuidora Interior X II I.

Ximena Apisdorf Soto

Ximena Apisdorf Soto

Maestra en Arte, con especialidad en Art Business por la Universidad de Manchester y egresada de la Licenciatura en Arte por la Universidad del Claustro de Sor Juana. Se enfoca en la creación de mejores relaciones para el intercambio de instituciones nacionales e internacionales. Actualmente, trabaja para el Barroco Museo Internacional, el cual será inaugurado en 2016 en Puebla y como consultora de relaciones internacionales con las asociaciones como la Asociación de Directores de Museos de Arte (AAMD por sus siglas en inglés) y Bizot para el Museo del Palacio de Bellas Artes. En 2014 fue coordinadora operativa de la 2da. Bienal de Arte Veracruz, para la creación y difusión de artistas del estado. Desde el 2011 se ha especializado en arte contemporáneo latinoamericano y su difusión en las plataformas digitales como fundadora y editora del blog Tildee.info. Escribe para las publicaciones especializadas: Flash Art, Revista Código, Artishock, entre otras. Ha trabajado en instituciones públicas y privadas, enfocada en la coordinación estratégica, operativa y de comunicación; tanto en México como en Estados Unidos; entre los que destacan: el Museo Nacional de Arte, el Museo Tamayo, Proyectos Monclova, I-20, Casey Kaplan Gallery, Prospect 2.5. Ha impartido clases para la Suprema Corte de la Nación (2007) y el Instituto Realia (2014). En el 2008 curó y coordinó la primera exposición de arte contemporáneo en el Museo Diego Rivera Anahuacalli: “Elefante Negro: Arte Contemporáneo”, en la cual participaron 21 artistas de 10 nacionalidades diferentes.

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX #Depresión, la enfermedad silenciosa; o como le llamaron los posmodernistas: la realidad interna... Karen Martínez… https://t.co/ZvjgAH96Av
5hreplyretweetfavorite
CentroPublicoMX Esta semana, el presidente Andrés Manuel López Obrador, presentará el proyecto del #TrenMaya. Alma Soto nos hace u… https://t.co/tXMnMSi7Ph
CentroPublicoMX Comunicación y Poder; medios públicos, estatales y gubernamentales. @yosoyjavo escribe sobre las facultades de la… https://t.co/GByzqOMp22
CentroPublicoMX Imperdible la exposición #HitchcockMásAllá en la ⁦@CinetecaMexico⁩. Ximena Apisdorf nos sumerge en el suspenso y… https://t.co/SiQDoyPWhu
CentroPublicoMX Nuestro Jefe Editorial con @temoris comentando el documental: #NoSeMataLaVerdad. https://t.co/JqqkrjIKTk