Centro Público

Gamification y orgasmos para todos: trucos de actitud en las redes sociales

La satisfacción sexual se alcanza cuando la recompensa es orgásmica…literal. Entre la excitación y el clímax hay una serie de elementos lúdicos y placenteros tan estimulantes que el sólo hecho de pensar en la palabra SEXO tiene por sí misma una recompensa: ORGASMO y en consecuencia una orden: HÁZLO.

En las redes sociales, el fenómeno de la exhibición y la recolección de datos significativos, tienen un papel primordial en la interacción de los participantes porque funcionan como espacios de Gamification, esto es, espacios de motivación para alcanzar una recompensa.

Las técnicas de Gamification o Ludification, son estrategias didácticas que toman elementos de juego para motivar una conducta y fomentar un aprendizaje con recompensas alcanzables, medibles, progresivas, sociales, enganchables y significativas para los involucrados. Habitualmente, estas técnicas son utilizadas en videojuegos (niveles, misiones, avatares, distintivos, recompensas, vidas, puntos, etc) y redes sociales -Facebook, Instagram, Twitter, etc.- cuyos puntos obtenidos (chismes, avatares, “likes”, número de amigos, fotos y “ubicaciones”), otorgan estatus y poder ante los demás.

Gabe Zchermann, elaboró el modelo SAPS (estatus, acceso, poder y cosas) en el que a todo reto corresponde una insignia de premio lo que da estatus y en consecuencia poder. A este modelo se suma el diseñado por Kevin Werbach (con todos los elementos de gramaticales y de lenguaje útiles para abrir “cofres” y obtener progresos en el juego); y el de Bartle (1996); Marc Zewski; Amy Kim, etc.. Sin embargo, el mejor ejemplo de cómo aprovechar al máximo éstas técnicas las tiene Microsoft, Nike, Pepsi, American Express, Mercado Libre, E-Bay, Linkedin, Foursquare y Dodgeball, por citar algunos.

Lo cierto es que entre la profunda necesidad de gratificación que preexiste en los individuos, la satisfacción que proporciona la felicidad alcanzada; y desde luego, la excelente oportunidad de observar cómo reaccionan los demás ante lo que no poseen (tu vida) hay un dejo de perversión y compulsiva necesidad de saber qué hacen los demás sin mí. Qué hacen los demás, que yo podría lograr mejor. De qué me pierdo, si no soy ellos. Narcisismo puro.

Michael Foucault (nuestro pensador predilecto respecto de la teoría de la locura) y Freud coinciden en que el sujeto actual se caracteriza porque sigue los dictados de la búsqueda del poder, del individualismo, del egoísmo, de un vértigo de exitismo y necesidad de notoriedad. Estos rasgos conocidos como “narcisistas” son los rasgos que mayormente explotan las redes sociales en los perfiles e identidades de los individuos.

La teoría psicoanalítica de las perversiones analizadas en la obra de Freud y Lacan, afirmaban que los individuos por sí mismos tienen ese lado oculto que desea ser develado: la pasión humana. Y por ello, lo perverso está latente en todos lo seres humanos. Ese cúmulo de estructuras neuróticas, narcisistas y obsesivas que determinan las conductas vouyeristas, exhibionistas, masoquistas, sádicas, trasvestistas, bestiales o fetichistas, son sólo una parte de esos rasgos “perversos” (en la actualidad llamadas parafilias y deslindadas de toda connotación psicopatológica) que se observan en las publicaciones de Facebook, Instagram, Twitter y otros más.

De lo que se trata es de formular trucos de actitud, basados en el narcisismo ajeno, para armar una identidad propia que atomice fortalezas, arquetipos, estereotipos, modas, “áreas de oportunidad” y metas aspiracionales.

Y funciona así: nadie que se jacte de ser “amigo”, “humano”, “solidario” y hasta buen “cristiano” podría negarse a compartir la felicidad del otro. Nadie. Por eso es que a toda publicación sentimentaloide, “tierna”, “altruista” o “desagarradora”, se espera la solidaridad de los lectores, el de reconocimiento y desde luego, de admiración. La lógica del conductismo y condicionamiento clásico en su máxima expresión. Nadie que se jacte de formar parte de la socialité debe ser ajeno de celebrar las fotos y ubicaciones de “amigos” en viajes paradisiacos. Nadie (aunque por dentro aseveres que no lo merecen del todo).

Si bien, estos factores de impacto o trucos de actitud incitan a los demás a liberar sus propios instintos y deseos por compartir la intimidad, privilegios, sinsabores y demás aspectos de la vida propia y de “el otro” desde la comodidad de su habitación, oficina, baño o trayectos de viaje; en realidad se trata de satisfacer la curiosidad con datos significativos propios o ajenos…para obtener esa sana (sanísima) sensación orgásmica de placer.

En suma, la identidad en las redes sociales funciona como los orgasmos más explosivos: inesperados, insólitos, imperdibles, oportunos y satisfactorios (cuando son reales) porque tienen como base la Gamification y en este circuito todos jugamos a ser estrellas, figuras de poder, sujetos de admiración, narcisistas por ecuación y la justa medida de toda conmoción social…y sexual.

Adriana Elizabeth Cariño Cantú

Adriana Elizabeth Cariño Cantú

Politóloga, Maestra en Derecho, cinéfila y amante del deporte; es profesora de cátedra del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM). Soy una convencida de que “la verdad no está en el pensamiento, sino en el pensar”.

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX Comunicación y Poder; medios públicos, estatales y gubernamentales. @yosoyjavo escribe sobre las facultades de la… https://t.co/GByzqOMp22
CentroPublicoMX Imperdible la exposición #HitchcockMásAllá en la ⁦@CinetecaMexico⁩. Ximena Apisdorf nos sumerge en el suspenso y… https://t.co/SiQDoyPWhu
CentroPublicoMX Nuestro Jefe Editorial con @temoris comentando el documental: #NoSeMataLaVerdad. https://t.co/JqqkrjIKTk
CentroPublicoMX Deben leer la historia de #IsabellaSpringmuhl. Coraje ante la adversidad y una gran resilencia, la han colocado en… https://t.co/gBSCwce8DF
CentroPublicoMX El costo real de la moda y el mercado de prendas en el hiperconsumismo o sobre la huella ecológica de la industria… https://t.co/5jcWm5wcNk