Jake Michaels para The New York Times

En mayo y junio de este año, el fotógrafo Jake Michaels estuvo en Tijuana, una ciudad que ha visitado varias veces en los últimos siete años, desde que comenzó a conducir desde el sur de California para asistir con sus amigos a los partidos de fútbol en la frontera. Michaels decidió explorar temas como la música, la familia y las tradiciones de la cultura mexicana, aprovechando como escenario los edificios de colores vivos.

La primera foto de esta serie fue tomada en la marcha del orgullo gay de Tijuana. “Ese es el momento en que todos salían con los autos y las camionetas para reunirse en la plaza principal y celebrar una gran fiesta”, dijo el fotógrafo, describiendo a una multitud de unas mil personas que llenaron las calles y saludaban y se tomaban selfis con las drag queens. “En ese momento eran celebridades”.

 

Jake Michaels para The New York Times

Jake Michaels para The New York Times

Las calles de Tijuana rebosan de músicos: bandas de mariachis, violinistas, jóvenes que usan camisetas de grupos de metal. Este chico usaba un chaleco con parches de bandas de metal como Slayer.

 

Jake Michaels para The New York Times

Jake Michaels para The New York Times

El día en que fue tomada la foto de arriba, en el lado mexicano del muro fronterizo, las mujeres pintaron mensajes, algunos con la palabra “esperanza”. Era el aniversario de la caída del Muro de Berlín y, para celebrar la ocasión, la Orquesta Sinfónica de Dresde estuvo dando conciertos en el muro en Tijuana y a lo largo de la frontera en San Diego. Del otro lado de la frontera, un pequeño grupo de personas reprodujo los discursos de campaña de Donald Trump y ondeó banderas estadounidenses.

Jake Michaels para The New York Times

Jake Michaels para The New York Times

Una mañana nublada, una pareja posó para sus fotos de boda del lado mexicano del muro fronterizo. “Fue interesante que, en medio de esta atmósfera política, eligieran ese lugar para fotografiarse”, dijo Michaels.

Jake Michaels para The New York Times

Jake Michaels para The New York Times

Una escena en el centro de la ciudad.

Jake Michaels para The New York Times

Jake Michaels para The New York Times

Los eventos deportivos en Tijuana generalmente terminan con un baile en el estacionamiento, como se ve en esta foto, tomada después de un partido de béisbol. En cuanto comenzó a sonar la música, todos tomaron a su pareja y se pusieron a bailar. “Siempre ponen una música parecida a la ranchera con un bajo muy fuerte”, narró Michaels. “Había cerca de cien personas que bailaban; la mayoría tenía menos de 25 años”.

 Jake Michaels para The New York Times

Jake Michaels para The New York Times

Un día cualquiera en la avenida Revolución hay de ocho a diez burros para que los turistas y los lugareños se tomen fotos con ellos. Sí: los pintaron con aerosol.

Jake Michaels para The New York Times

Jake Michaels para The New York Times

Tijuana es la meca del sombrero vaquero. Muchas tiendas en el centro de la ciudad se dedican al estilo ranchero y venden botas y sombreros enormes. Michaels, un entusiasta de la cultura vaquera, a menudo toma fotografías de los múltiples estilos para vestirse.

Jake Michaels para The New York Times

Jake Michaels para The New York Times

Los sábados por la tarde se pueden ver limusinas alargadas que llevan chicas adolescentes recorriendo las calles de Tijuana; con la música a todo volumen, las chicas gritan desde el techo corredizo. Es una fiesta de una quinceañera.

Jake Michaels para The New York Times

Jake Michaels para The New York Times

A Michaels le sorprendió la manera en que esta mujer cargaba a su bebé. “De verdad disfruté la conexión física entre ambos”, dijo. “En las calles se ve la importancia que tiene la familia”.

Jake Michaels para The New York Times

Jake Michaels para The New York Times

Un hombre con una guitarra acústica.

Jake Michaels para The New York Times

Jake Michaels para The New York Times

Jake Michaels para The New York Times

Jake Michaels para The New York Times

Esta imagen se tomó a través de la ventana de un McDonald’s después de la marcha del orgullo gay. Se ve a un joven mariachi yuxtapuesto en el reflejo, a unas drag queens y a un hombre con sombrero vaquero. “Creo que esta imagen muestra las diferencias de un México cambiante”, dijo el fotógrafo.


Fuente: NYTimes / Jake Michaels (Fotografías), Joanna Nikas (Entrevistas), Eve Lyons (Producción)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *