A partir del 13 de agosto próximo entrará en vigor la nueva Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, cumpliéndose los treinta días después de su publicación en el Diario Oficial de la Federación el pasado 14 de julio; este plazo de gracia, conocido como vacatio legis se da con el objeto de que la norma jurídica se conozca por sus destinatarios, de que se preparen las condiciones para su aplicación, en otras palabras, de que haya un debido conocimiento y análisis de su contenido.

Los actuales prestadores de servicios de telecomunicaciones, están revisando y evaluando cuál será el impacto de la nueva ley, están diseñando rutas de cumplimiento, y algunos más, ponderando la posibilidad de impugnar las nuevas disposiciones en tribunales, pero más importante resulta el hecho de que muchos otros están planeando nuevas inversiones, ya sean aumentando su cobertura o los servicios que prestan; igualmente, hay otros empresarios que están analizando entrar al sector.

Por su parte, el órgano regulador, el Instituto Federal de Telecomunicaciones y demás instituciones públicas con atribuciones en la materia, están alineando su agenda a los principios y reglas de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, donde inclusive se ordena la emisión de un nuevo estatuto orgánico para el citado Instituto.

De igual forma los jueces especializados en radiodifusión, telecomunicaciones y competencia económica están revisando sus fallos a la luz de la nueva ley y estudiando los principios y reglas que deberán interpretar; también los abogados están revisando los contenidos de la nueva ley, preparando el cuadro de cumplimiento de obligaciones, estrategias de asesoría para nuevas inversiones, e indudablemente preparando posiciones de defensa legal ante los tribunales.

En esta relatoría de personajes, alguien que no se nos puede escapar, son los usuarios y las audiencias, a ellos está dirigida particularmente la nueva Ley, ya que contiene un catálogo de nuevos derechos, por lo que es esencial que tales beneficios se conozcan por las personas, para que de esa manera se puedan ejercer y exigir su cumplimiento, este es el gran componente social de la nueva legislación y que vale la pena conocer a fondo.

Entre los beneficios destacan los siguientes:

  •  Se dejará de cobrar la larga distancia a partir de 2015, lo que representará ahorros de 19 mil millones de pesos para los usuarios.
  •  De igual forma, se eliminaran los cobros de “roaming”  o usuario visitante, lo que significa que si viajas a otros estados de la república, fuera de tu región de cobertura, no se van a cobrar cargos por usar la red, hay que recordar que era común que cuando alguien viajaba, su saldo de telefonía prácticamente era devorado por estos cobros, por lo que la población optaba por apagar su equipo o disminuir su consumo cuando salía de viaje.
  •  Se podrá consultar gratuitamente el saldo del teléfono celular, y no habrá condicionamientos para adquirir más tiempo aire, además el saldo en los planes de prepago o de compra de tarjetas con tiempo-aire no expirará, pareciera algo menor, pero hay personas que hacen recargas desde 15 o 20 pesos, y el cobro por verificar si estuvo correctamente abonado, les implica un par de minutos menos.
  •  Se entregará un estado de cuenta, desglosado, transparente y entendible, ante la existencia de documentos que eran inentendibles para los usuarios y no había claridad en los cobros realizados.
  •  El trámite de portabilidad numérica para cambiar de compañía conservando el mismo número telefónico se realizará en un máximo de 24 horas
  •  Los equipos de telefonía se entregarán desbloqueados, para que puedan ser utilizados con cualquier operador y no sólo con el que vendió el aparato
  •  Los usuarios recibirán bonificaciones o descuentos cuando los proveedores no cumplan con los servicios contratados
  •  Se crea la figura del defensor de las audiencias, para regular el código de ética emitido por los concesionarios de radio y televisión.
  •  Se establecen derechos para las personas con discapacidad, además se deberán comercializar equipos con funcionalidades para personas con debilidad motriz, visual y auditiva; en televisión habrá subtitulaje y lengua de señas.
  •  Se busca que al menos 70 % de los hogares y 85 % de las micro, pequeñas y medianas empresas cuenten con acceso a internet, además de que se persigue lograr la meta de 250 mil edificios y sitios públicos que ofrecerán servicios de conexión gratuita a Internet, actualmente hay alrededor de 35 mil sitios públicos.
  •  Habrá dos nuevas cadenas de televisión abierta con cobertura nacional, por lo que habrá una mayor oferta de contenidos en televisión.
  •  Se fortalece el proceso de transición a la televisión digital, conocido como apagón analógico, que dará paso a señales digitales de televisión de mayor calidad visual y nitidez en el sonido, con barras programáticas, opciones de audio y subtítulos, creando una televisión más interactiva.

Además, hay que recordar que está en marcha un programa de subsidios públicos para entregar aparatos de televisión con acceso a internet, por lo que los equipos beneficiaran a cerca de 14 millones de hogares, de los más pobres del país, y tendrán servicios convergentes de televisión e posibilidad de acceso a internet.

Es necesario tener en cuenta que el nuevo marco jurídico tuvo como origen una profunda exigencia ciudadana para que las llamadas no se corten, que la señal no se caiga, que no se consuma indebidamente el saldo, adeudos exorbitantes con estados de cuenta que no se entienden, sorpresas por los contratos forzosos, que haya mejores contenidos en radio y televisión, entre otros, ese es el compromiso de la nueva ley, crear las herramientas legales para cambiar esta situación

Es indudable que el nuevo marco jurídico impone retos a todos los involucrados; pasando por los actuales concesionarios, los nuevos inversionistas, el Instituto Federal de Telecomunicaciones y demás autoridades involucradas; pero particularmente impone el reto de que los ciudadanos exijamos los beneficios que nos otorga la nueva Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *