Una clave esencial para que haya un entorno más competitivo en el sector de las telecomunicaciones es que los usuarios exijan una mayor calidad en la prestación de los servicios que reciben, o que al menos, exijan el cumplimiento de los servicios que se contratan.

Al respecto, el Instituto Federal de Telecomunicaciones pone a disposición de los usuarios dos herramientas que les invito a utilizar, instrumentos que están disponibles en el portal http://www.micofetel.gob.mx/, a través del cual se pueden reportar fallas en los servicios de telecomunicaciones así como verificar si usted recibe la conexión de Internet que paga.

Es relativamente fácil el uso de las aplicaciones descritas, y tiene la ventaja de que no hay que estar inmerso en un sistema de audio-respuesta y lidiar con tele-operadores que en muchas ocasiones no tienen la sensibilidad ni la capacidad para ofrecerte una solución o de acudir a un centro de atención a clientes, cuya función esencial es la venta de equipos, y no precisamente la atención al cliente.

En la medida que las autoridades, tanto el Instituto Federal de Telecomunicaciones como la Procuraduría Federal del Consumidor tengan mayor conocimiento sobre las fallas y mala atención en los servicios de telecomunicaciones, y ejerzan sus facultades de forma rápida y eficaz para dar respuestas a las quejas que se le presenten, aumentará gradualmente la calidad de los servicios.

Para que nos demos una idea sobre el nivel de reclamaciones de parte de los usuarios de telecomunicaciones, consideremos que en el periodo septiembre de 2013 a marzo de 2014 hubo poco más de 2100 quejas formuladas por el servicio de telefonía móvil ante el Instituto Federal de Telecomunicaciones, mientras que la PROFECO recibió 5626 quejas de enero a febrero de 2014[1], se puede inferir que en promedio hay cerca de 4 mil quejas al mes que al contrastarse con los poco más de 100 millones de líneas telefónicas móviles que hay México, sólo se puede concluir que hay una alta satisfacción en el servicio de telefonía móvil, o bien, que las personas no tienen incentivos para reclamar.

Cambiemos el panorama anterior, y hagamos valer nuestros derechos.

 

[1] http://www.ift.org.mx/iftweb/wp-content/uploads/2012/07/Acciones_a_favor_de_los_usuarios.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *