Centro Público

Entre la ley de la selva y la condición humana: la nueva versión de “El libro de la selva”

ii_154179fb7047ba65Los animales siempre han despertado cierta fascinación en el imaginario humano, desde tiempos ancestrales han sido humanizados, y los humanos hemos sido comparados con atributos y cualidades de ellos, simplemente pensemos en el horóscopo o en los signos chinos. Así, que la más reciente súper producción de Disney “El libro de la Selva” (2016) del director Jon Favreau (Estados Unidos, 1966) que se estrena esta semana en salas mexicanas es la continuación de esta atracción. A partir del libro del escritor británico más joven en recibir el Premio Nobel de Literatura en 1907, Rudyard Kipling (India Británica, 1865- Inglaterra, 1936), “El libro de la selva” (1894-1895) y del clásico musical animado (1967), retoma las lecciones morales entre “la ley de la selva” y “la condición humana” en forma de una película de acción desarrollada con lo más novedoso de la tecnología en cuanto a filmación y animación.

Ya durante la era victoriana, etapa en la que fue escrita la colección de historias sobre un cachorro humano criado en medio de la selva por una manada de lobos, cuya madre adoptiva, Raksha, lo llama “Mowgli”, que significa rana, dado que no tiene pelo, “El libro de las tierras vírgenes” se volvió un catálogo en el que cada animal representa el valor de las leyes y el trabajo en equipo, obviamente liderado por Akela, el jefe de los lobos, Mowgli crece declamando:

“Cual planta trepadora envuelve al árbol

así a todos la Ley nos tiene envueltos;

porque el lobo da fuerza a la manada,

más la manada a él fuerte ha hecho”

(…)

“Para ti y tus cachorros matar puedes

o bien para tu hermano, justo es ello;

mas no mates por gusto, ¡y nunca, nunca!

des caza al Hombre con ningún pretexto.”

ii_15417a1356a0fdb4Disney retomó esta historia para presentarla de una manera más libre al público infantil, a diferencia del libro original, le agregó un catálogo de diferentes estilos musicales donde cada animal tiene su propio ritmo, así se volvieron clásicas sus canciones como “Busca lo más vital” o “Quiero ser como tú”, en las voces de Tin Tan y de Flavio Ramírez Farfán, y que en esta ocasión son las únicas que se presentan.

La película es un homenaje a los 150 años del natalicio de Kipling, y aunque hay fuertes discrepancias entre el texto original y sus adaptaciones cinematográficas, el hecho de que se recurra a re contar esta historia podría coincidir con la reinterpretación que también realiza el artista americano Walton Ford (1960), al igual que el director Favreau nació cerca de Nueva York y su contacto más directo con la naturaleza eran los campos de golf junto a su casa, así hay una búsqueda  de querer entender a la naturaleza más allá de su domesticación tanto en los circos como en los zoológicos, y yo agregaría actualmente, en las redes sociales, donde los videos de pandas jugando, leones dormidos, gatitos lindos o perros haciendo travesuras nos tienen totalmente entontados, borrando la potencia de sus garras, dientes o su ferocidad en la vida natural, ya sean por su tamaño, o por la magia en la que creían las tribus más antiguas, donde eran venerados y temidos. Mientras que Ford, realiza representaciones de diferentes especies que eran de gran fascinación durante el siglo XIX y presenta sus cualidades más violentas, a partir de un detallismo hiperrealista y casi grotesco de sus actitudes; en muchas de sus acuarelas los humaniza y así vemos que no solamente “Es sobre el hombre siendo un detonante destructivo, sino también explorando estas relaciones”.

Una de las fuentes de inspiración de Ford proviene del trabajo de John James Audubon (Haití, 1785-Estados Unidos 1851), quien tuvo mucho éxito con sus representaciones de los bosques americanos en Londres en 1826 y pudo publicar su libro “The Birds of America”, junto a las imágenes venían las descripciones de cada una de las aves, que había disparado para poder retratar. Las acuarelas respetaban sus características de la fluidez de los colores vibrantes y suaves al mismo tiempo, trabajando por medio de veladuras, que sus opacidades se crean repitiendo la pincelada una y otra vez. A partir de su trabajo en varias capas de color, también la nueva película de Disney son por lo menos 5 capas de trabajo en animación, en la cual vemos reflejada casi toda en esta versión, ya que el trabajo es tan arduo y la producción tan costosa que no hay posibilidad de desperdicio de recursos.

ii_154179f72803afcfLa película sólo muestra a un humano: Mowgli, en esta historia nos cuentan de donde viene, y hasta cierto grado su carácter “humano”, que sería la capacidad de ocupar herramientas y guardarlas, inventar, así Mowgli tiene que tomar una vita activa para poder sobrevivir a la tiranía o al deseo de venganza del tigre de bengala Shere Khan.

Mientras que las piezas de gran formato de Ford los animales son los grandes protagonistas, literal, en la película el ambiente de vivirlo en 3D nos sumerge en un paisaje indio, el cual fue realizado con la misma tecnología con la que se desarrollan los videos juegos, nos permite casi sentir las gotas de agua que caen o las hojas que se van abriendo en el espacio. Así, casi-casi el catálogo de piezas de Ford se vuelve también en un catálogo de personajes de esta película, mientras el artista resalta los aspectos más estéticos, también cumple un poco con la cualidad de aprender quienes son. Una de las historias que retoma  Ford al platicar de su obra,  es el de un grupo de invidentes tocando a un elefante, mientras uno piensa que es un tronco, el otro piensa que es una brocha, o una serpiente, cada quien toca solo una parte del todo. Por lo que una de las cualidades del libro es la descripción del papel que tiene cada personajes dentro del ecosistema. De esta manera, los elefantes son los verdaderos maestros, en cuanto a sabiduría, de la selva que retoma del dios Ganesha, quien protege a la familia y al hogar.

Como en otras producciones de Disney, y creo que en español la primera versión de “El libro de la Selva” es muy significativa, las voces de los personajes son de gran importancia, ya que le agregan a estos gestos característicos de los actores, aquí este aspecto no se queda atrás con la participación de Bill Murray, Ben Kingsley, Idris Elba y en especial el aumento de personajes femeninos como la voz de Raksha por Lupita Nyong’o, quien se desarrolla considerablemente en esta versión o la feminización de la anaconda de manchas oscuras (Eunectes Deschauenseei) Kaa por la seductora voz de Scarlett Johansson. Sin embargo, el personaje que se lleva las palmas tanto por presencia, digamos de casi 3 metros, como por su caracterización y resonancias en la historia del cine es el Rey Louie, interpretado por Christopher Walken. Mientras que en el libro no existe, ya que los Bandar-log, la tribu de monos, es un pueblo sin ley, seres que olvidan rápidamente las cosas que se autodictan y que no respetan absolutamente nada, la presentación de un rey en una sociedad anárquica sería una incongruencia, sin embargo, en 1967 es presentado como un orangután locuaz y ambicioso, obviamente Disney se da una licencia artística, ya que esta especie, no vive en la India, así que, porque no, convertirlo en un primate extinto, que fue descubierto 3 años después del estreno de King Kong, y cuyos dientes se pensaban que eran de dragones, el Gigantopithecus  que vivió en Pleistoceno en China, India y Vietnam. En una de las reseñas de la BBC describen al rey Louie como una mezcla de los personajes más significativos de Marlon Brandon: Vito Corleone y Coronel Kurtz, que vive recluido en un antiguo templo en lo alto de una montaña y pregunta “Do you know who I am?” en las sombras y conforme se mueve y se presenta en la luz muestra su montañosa estructura que deja atrás la simpatía y agilidad del primer Rey.  Aunque canta la misma canción de la misma película, este personaje se presenta como terrorífico, sediento de poseer la “flor roja”.

ii_15417a1422c969e8En la India, esta película fue clasificada para que los niños la vean bajo la supervisión de un adulto, lo cual causó un gran alboroto, ya que estamos acostumbrados a que sea una película infantil, si consideramos que el protagonista tiene 10 años y habla con los animales, sin embargo, dado lo impactante de  las escenas y las actitudes de los personajes, que lejos de presentarse con la sutileza y sofisticación de Zootopia (2016) aquí vemos la crudeza con la que se presenta la ley de la naturaleza, obviamente si es que esta puede ser representada ya que como regresó al primer párrafo, que ya no hay distinción entre la actitud de Shere Khan y un dictador cualquiera.

Ximena Apisdorf Soto

Ximena Apisdorf Soto

Maestra en Arte, con especialidad en Art Business por la Universidad de Manchester y egresada de la Licenciatura en Arte por la Universidad del Claustro de Sor Juana. Se enfoca en la creación de mejores relaciones para el intercambio de instituciones nacionales e internacionales. Actualmente, trabaja para el Barroco Museo Internacional, el cual será inaugurado en 2016 en Puebla y como consultora de relaciones internacionales con las asociaciones como la Asociación de Directores de Museos de Arte (AAMD por sus siglas en inglés) y Bizot para el Museo del Palacio de Bellas Artes. En 2014 fue coordinadora operativa de la 2da. Bienal de Arte Veracruz, para la creación y difusión de artistas del estado. Desde el 2011 se ha especializado en arte contemporáneo latinoamericano y su difusión en las plataformas digitales como fundadora y editora del blog Tildee.info. Escribe para las publicaciones especializadas: Flash Art, Revista Código, Artishock, entre otras. Ha trabajado en instituciones públicas y privadas, enfocada en la coordinación estratégica, operativa y de comunicación; tanto en México como en Estados Unidos; entre los que destacan: el Museo Nacional de Arte, el Museo Tamayo, Proyectos Monclova, I-20, Casey Kaplan Gallery, Prospect 2.5. Ha impartido clases para la Suprema Corte de la Nación (2007) y el Instituto Realia (2014). En el 2008 curó y coordinó la primera exposición de arte contemporáneo en el Museo Diego Rivera Anahuacalli: “Elefante Negro: Arte Contemporáneo”, en la cual participaron 21 artistas de 10 nacionalidades diferentes.

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX El día de hoy les invitamos unos vinos en Salamanca 87, col. Roma. @tavworking y @CentroPublicoMX presentarán las b… https://t.co/ER6iq6AO68
CentroPublicoMX Arte digital y la apreciación de la obra artística a distancia. La nota de Ximena Apisdorf -@AldonzaS- sobre… https://t.co/u0knBA2oXs
CentroPublicoMX “(...) ya es hora de que toquemos esos temas que definen nuestra calidad como sociedad, nuestra idea de que si se p… https://t.co/0bS0oEcU1T
CentroPublicoMX Los invitamos al debate entre aspirantes a la #AlcaldíaMH en #CDMX. @GustavoGarciaMH @maguifisher @pabloorozcohttps://t.co/cjOlfnTW1g