Centro Público

Encuentro en el Museo Soumaya

Naturaleza, arte y juventud son algunos de los temas cruciales que me han apasionado a lo largo de la vida. Por eso precisamente mucho me honró la invitación que recibí del Museo Soumaya para dirigir unas palabras a los jóvenes que participaron en el proyecto Hazme famoso, cuya finalidad se vincula no sólo con su capacidad creativa sino también con su vocación ecologista, en este caso, la protección de tiburón en aguas mexicanas.

Participaron 400 jóvenes que formaron equipos para elaborar en total 100 obras plásticas, como parte del proyecto impulsado por la alianza entre el Fondo Mundial para la Naturaleza (World Wildlife Fund for Nature, WWF) y la empresa Telcel dentro del programa La Naturaleza en tu Escuela. Dicho programa promovió en 2014 un proyecto enfocado a la mariposa Monarca, también con notable éxito.

En esta ocasión sentí un gusto inmenso al ver los dibujos, pinturas, esculturas, maquetas y móviles de los participantes, pues no sólo percibí belleza sino también su compromiso con la defensa y conservación de nuestra fauna marina, en especial el tiburón ballena y el tiburón blanco.

En efecto, tal como ahí lo expresé, lo que pintaron los participantes era realmente bello y benéfico, y dejó fuera prejuicios en torno a las formas de vida de estas especies marinas.

Y algo muy importante es que trabajaron en equipo, con lo que alcanzaron una suma impresionante de formas, enfoques y colores que son todavía más apreciables por la noble causa que conllevan.

Al mismo tiempo reconocí no sólo la gran creatividad de sus trabajos, sino el mérito de la descripción que hacen en cada caso, con un mensaje ecológico. Estoy convencida de que este espíritu que involucra el respeto por las demás formas de vida en nuestro planeta será lo que nos salve ahora y en el futuro.

Desde mucho tiempo atrás he pensado que el arte y la naturaleza van de la mano. Por una parte, la naturaleza como punto de partida de todo creador en cuanto la descubre, aprecia, mira, escucha y siente lo que le rodea. Por otro lado, el arte mismo, que si bien surge de la naturaleza, alcanza una renovada dimensión cuando no sólo la copiamos, sino que la reinventamos con el potencial de la creatividad y la imaginación. Eso es ser y mantenerse joven, más allá de la edad de cada quien.

Pero pintar implica no únicamente sensibilidad e inspiración. Es preciso, además, estudiar las técnicas, los colores, y experimentar día a día, con disciplina y entrega. En mi caso, por ejemplo, desde niña observé a las manzanas en sus más diversas expresiones. Al paso del tiempo fui descubriendo la flora, la fauna y entornos mágicos que recreé para plasmarlos en mis pinturas y comunicarme con el público, especialmente con los jóvenes.

Mi reciente participación en el interesante y prometedor proyecto Hazme famoso me hizo reflexionar sobre estos tema. Por eso quiero reiterar mis felicitaciones a los jóvenes por sus magníficas obras y, desde luego, reconocer la ameritada labor de sus escuelas y maestros, así como agradecer el compromiso del Museo Soumaya, que desde sus inicios ha cumplido con una invaluable misión social. Y, por supuesto, celebrar la alianza WWF-Telcel que lleva adelante el programa La Naturaleza en tu Escuela.

De verdad me sentí muy orgullosa de haber convivido con tantos jóvenes que desde ahora considero mis colegas, pues bien apuntan ya su vocación, no sólo la artística, sino también la de fomentar la solidaridad y construir la esperanza de un mejor mañana.

Martha Chapa

Martha Chapa

En nuestra cultura han existido mujeres de enorme talento y fina sensibilidad, por lo que las artes plásticas no han sido la excepción y entre ellas siempre brillará la pintura de Frida Kahlo como también la de María Izquierdo o Cordelia Urueta.
Dentro de esa dimensión, la de artistas mexicanas que decidieron ser pintoras, se inscribe Martha Chapa, quien también ha generado una gran obra, con significativos reconocimientos, dentro y fuera del país.
Su imaginación y fina sensibilidad abarcan diversos temas, texturas y materiales, aunque en casi todas sus pinturas aparece como icono central, esa legendaria fruta que es la manzana.
Ella la eligió seguramente porque aprecia en este fruto su condición de testigo presente de los orígenes de la humanidad.
En su búsqueda, lo mismo pinta óleos que dibuja e incursiona en la gráfica, y en años más recientes, plasmando su talento sobre láminas viejas, oxidadas, carcomidas, que rescata de su etapa final para recuperarlas e infundirles nueva vida y belleza.
Día a día, con sus pinceles emprende la travesía de la imaginación y esboza una manzana: aquella que fascinó a Eva, la que perdió a Atalanta o la que hipnotizó a Cezane y hasta la que empieza a crecer en el árbol del paraíso, a sabiendas de que una manzana puede ser todas las manzanas.
Cada vez que tiene frente a sí un lienzo, lo aborda con sensibilidad, talento, pasión y vitalidad para sembrar ese fruto que apuntala la vida, refuerza el amor a la tierra y acrecienta el disfrute estético.
Ratifica así que el arte conlleva elevados valores en nuestra sociedad y en la construcción de ese ser humano pleno, sensible y generoso que todos deseamos como ideal y esperanza para enfrentar el futuro.
Martha Chapa, originaria de Monterrey, Nuevo León, inicia su trabajo artístico en la década de los sesentas
Son ya 300 exposiciones individuales y un sin fin de colectivas, las que ha realizado en México, Europa, Estados Unidos y diversos países del Caribe, Centro y Sudamérica. Asimismo ha incursionado en la escultura y en el arte objeto.
De su enorme creatividad surgen mágicamente lo mismo montañas, magueyes, colibríes, que búhos, guadalupanas y abstractos, entre otros muchos temas de sus pinturas.
Su trabajo e imaginación se extiende también meritoriamente a través de una importante obra gastronómica pues ha publicado ya 32 libros, en especial sobre la cocina mexicana, además de artículos periodísticos en diversos medios de comunicación y como conductora de la serie “El sabor del Saber”, en TV Mexiquense
Una artista de dimensión internacional, que convierte a Martha Chapa, en todo un valor de nuestra cultura contemporánea, con ya 4 décadas de destacada trayectoria dentro de la plástica mexicana, y con múltiples homenajes y reconocimientos, dentro y fuera de nuestras fronteras.
Una destacada mexicana y talentosa creadora, comprometida con el arte y la cultura contemporánea.

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX Escribe @yosoyjavo sobre el ocaso del sexenio y la -lamentable- estela que dejó a su paso. Desde escándalos de cor… https://t.co/Z2aOAEPlQw
CentroPublicoMX Democracia y discurso. O de como entendemos un mensaje desde la arbitrariedad del contexto. Esto y otras muchas f… https://t.co/rtrAE7KnuK
CentroPublicoMX RT @yosoyjavo: Amigos, les comparto mi segundo artículo #ElSexenioQueSeVa, colaboración editorial para #CentroPúblico https://t.co/I1RJDRAI
CentroPublicoMX “Sin duda, #LosQueHablanAGritos es una ventana a los misterios de la naturaleza humana en un contexto mexicano”. E… https://t.co/LFpT3oGV8g
CentroPublicoMX Gran relato sobre la problemática en la ⁦@UNAM_MX⁩ y la forma en como los medios de comunicación cubren las noticia… https://t.co/7agMGQ8x2v