Centro Público

En la búsqueda más allá del instante

Curiosamente en estos días he estado leyendo varios artículos y opiniones sobre la subasta del lunes 11 de mayo en Christie’s, Nueva York, en la cual dos piezas rompieron records de venta. Por un lado el precio más alto obtenido por una obra en puja: “Las femmes d’Alger’s” (Versión O) (1955) de Pablo Picasso (1881-1973) por 179 millones de dólares y, “L’homme au doigt” (1947) del artista suizo Alberto Giacommeti (1901-1966), en 141 millones dólares. Junto a otras 33 piezas lograron un total de 705, 858, 000 dólares.11262406_10152894170883869_944521733440010675_n

Titulada “Looking foward the past” y curada por el especialista en Arte de la Postguerra y Contemporáneo de la casa de subasta: Loic Gouzer, logró un equilibrio a partir de escoger piezas que representan innovaciones artísticas inspiradas en el pasado. Desde piezas Impresionistas, como “Le Parlement” (1901) de Claude Monet (1840-1926) hasta contemporáneas, Untitled (2011), una figura de cera inspirada en el artista Rudolf Stingel de Urs Ficsher (1973). En una exhibición de 10 días se pasearon cerca de 15,000 visitantes -lo que da un promedio de 1500 personas por día. Entre los asistentes estuvo el crítico de arte Jerry Saltz, quien publicó una crítica bastante mordaz ante el hecho de que fuera a salir por más de 140 millones de dólares  -su estimado más alto- la pieza inspirada en Delacroix,  que para el especialista John Richardson no podría ser considerada, ni entre las 50 mejores obras de Picasso, incluso ni siquiera entre las 100.

Las casas de subastas son el lugar donde se transparenta el valor de las piezas, en un espacio y tiempo determinado, se documenta y se hace publico. Por lo que, el valor estimado más alto de las piezas, no se da por un hecho azaroso o capricho, estos precios se basan en el historial, tanto de las obras como de los artistas. Si considero que “Desnudo, hojas verdes y busto” (1932) de Picasso, en 2010, alcanzó un valor mayor de 106 millones de dólares, ese sería un primer referente, de dimensiones un poco mayores al colorido y exótico cuadro en cuestión -que no había sido exhibido desde su última subasta en 1997, en el cual se vendió en casi 32 millones de dólares. Y, por otro lado, la “salud” del mercado, si consideramos que el record anterior lo tenía “Tres estudios de Lucien Freud” (1969) de Francis Bacon (1909-1992) se vendió por 142 millones de dólares en el 2013. Por su lado, el Giacometti ya tenía un lugar entre las piezas más costosas cuando en 2010 se vendió “El hombre que camina” (1961) en 103 millones de dólares en Sotheby’s de Londres, siendo la primera vez que una escultura de tamaño natural de hombre (1.83 mts.) saliera al mercado en 20 años.

Este pequeño párrafo es posible gracias a que toda la información es pública, sin embargo, cuando revisé la lista de las 10 piezas más costosas en The Guardian me  encontré que solamente 4 han pasado por una subasta. Hace menos de 3 meses apareció un artículo en el New York Times sobre la venta de “Nafea Faa Ipoipo? (¿Te casarías conmigo?)” (1892) de Paul Gauguin (1848 -1903) vendida a un catarí por 300 millones de dólares, desplazando a “Los Jugadores de Cartas” de Paul Cezanne (1839-1906), que fue vendida en 2011 por 250 millones. Al ser transacciones privadas, realizadas entre particulares resulta casi imposible poder comprobar estos datos, que se basan en comentarios, y, que sin embargo, no llegan ni a las primeras planas, y mucho menos a los titulares. Por eso, al leer una nota del New York Times de Neil Irwin “The 179 Million Picasso that explains Global Inequality”  y la opinión del Profesor John Seed en el Huffington Post señalando que la noticia no debería de aparecer en la sección de Arte sino en Economía y Negocios, me sorprendo que suceda justo con una subasta y no después de la venta por casi del doble de dinero del Gauguin.

Entonces, ¿Qué es lo que hace a las casas de subastas el ser tan susceptibles al escrutinio público? En primer lugar como mencionaba anteriormente es una venta pública -por lo que todo el dinero es bienvenido, a diferencia de las galerías que se pueden dar el lujo de decidir a quien vender, esto se puede obviamente malinterpretar-; en un espacio y tiempo determinado: es una especie de acto performativo.  Tomemos de ejemplo la fotografía de arriba, al centro tenemos al actor principal, ya que por medio de su maestría y experiencia será quien establezca los ritmos a partir del humor de la sala, lee las miradas, interpreta las expresiones y presiona a que los precios crezcan: el subastador, en este caso Jussi Pylkkannen, Presidente de Christie’s en Europa, expandiéndose a lo largo y ancho del pódium. Al fondo de lado izquierdo tenemos la imagen del Picasso, el cual fue la imagen de la subasta y que se reprodujo en carteles y catálogos, y abajo se repite el nombre de la casa, que ya aparece en el pódium. De lado derecho tenemos al secretario, quien se encarga de ver todo lo que el subastador no ve, lleva el conteo de cómo se van dando los incrementos y  toma nota de quienes son los postores. Lo que no se en la imagen es que de lado izquierdo, fuera del plano, hay una mesa con un número considerable de personas al teléfono para poder participar en la subasta, y que al final de cuentas son la línea directa con los compradores, quienes por cuestiones de privacidad, en muchos casos prefieren permanecer anónimos, sin embargo, en algunos casos, alrededor de la sala hay balcones con vidrios polarizados para poder seguir la acción de la escena.   Finalmente, abajo tenemos a los asistentes: el público, quienes nos platicaran como fue la escena, y como se construyó un momento histórico en 11 minutos. El estar ahí es muestra de prestigio, ya que es solamente con invitación.

Para muchas personas la visita a las casas de subastas se podría resumir a la visita a un supermercado, algo inaccesible para el 99.99 % promedio de la población mundial, con un poco de morbo de saber el valor que se ha designado. Pero también son lugares para ver piezas únicas provenientes de colecciones privadas, que al igual que las personas, estas no duran para siempre, y ya sea por las 3 D’s (Death, debts, divorce en inglés) o por la idea de inversión, se busca el valor más justo en este momento. Estemos de acuerdo o no, el mercado ha establecido que ciertas obras de Picasso están destinadas, cuando aparecen, a alcanzar cantidades estratosféricas para los nuevos millonarios, sean del medio oriente, rusos o chinos.  Captura de pantalla 2015-05-12 a la(s) 16.08.01

Ximena Apisdorf Soto

Ximena Apisdorf Soto

Maestra en Arte, con especialidad en Art Business por la Universidad de Manchester y egresada de la Licenciatura en Arte por la Universidad del Claustro de Sor Juana. Se enfoca en la creación de mejores relaciones para el intercambio de instituciones nacionales e internacionales. Actualmente, trabaja para el Barroco Museo Internacional, el cual será inaugurado en 2016 en Puebla y como consultora de relaciones internacionales con las asociaciones como la Asociación de Directores de Museos de Arte (AAMD por sus siglas en inglés) y Bizot para el Museo del Palacio de Bellas Artes. En 2014 fue coordinadora operativa de la 2da. Bienal de Arte Veracruz, para la creación y difusión de artistas del estado. Desde el 2011 se ha especializado en arte contemporáneo latinoamericano y su difusión en las plataformas digitales como fundadora y editora del blog Tildee.info. Escribe para las publicaciones especializadas: Flash Art, Revista Código, Artishock, entre otras. Ha trabajado en instituciones públicas y privadas, enfocada en la coordinación estratégica, operativa y de comunicación; tanto en México como en Estados Unidos; entre los que destacan: el Museo Nacional de Arte, el Museo Tamayo, Proyectos Monclova, I-20, Casey Kaplan Gallery, Prospect 2.5. Ha impartido clases para la Suprema Corte de la Nación (2007) y el Instituto Realia (2014). En el 2008 curó y coordinó la primera exposición de arte contemporáneo en el Museo Diego Rivera Anahuacalli: “Elefante Negro: Arte Contemporáneo”, en la cual participaron 21 artistas de 10 nacionalidades diferentes.

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX Excelente iniciativa propuesta por @diegoluna_ @eldiadespuesmx La suscribimos y recapacitemos sobre el futuro de… https://t.co/NbCPrb8nS8
CentroPublicoMX RT @F_Carabajal: Gracias @CentroPublicoMX por recomendar texto y exposición. Les mando un abrazo. https://t.co/4zb3K1LqFg
CentroPublicoMX Texto obligado de ⁦@AldonzaS⁩ sobre Fernando Carabajal - ⁦@F_Carabajal⁩ - y sus #CaballoCebras. Tampoco se pueden… https://t.co/L0PRMSC4hx
CentroPublicoMX RT @WorIdCupFC: Mexico fans have invaded Russia 🙌🏼🇲🇽🔥 https://t.co/c1kmPaLnQw
CentroPublicoMX RT @elpais_america: El 'no mames' más famoso en #Rusia2018. @vernemexico habló con ella. Aquí la historia https://t.co/dnXvrwcvIi https://t…