Centro Público

En este lugar el tiempo no obedece a un orden: Los Claustros del MET

El Metropolitan Museum of Art cumplió 145 años el pasado 13 de abril. Con una campaña de recaudación de fondos por 145,000 dólares, y compartir las historias y recuerdos en, con y para esta institución, festejaron este acontecimiento.

Con las ampliaciones que las instituciones museísticas han tenido en los últimos años, no es sorpresa que el museo este más allá de su dirección física y nos encontremos en diferentes partes de la ciudad, del país o incluso del mundo -físico y virtual- filiales que trabajan con la misma visión y misión que la casa matriz. Pero, a principios del siglo XX esta actitud era totalmente novedosa, Los Claustros (Nueva York, 1938) se podrían considerar como el primer museo de “sitio específico” orientado a la conservación y exhibición de piezas de la Edad Media fuera de Europa.

Por lo regular, cuando uno piensa en arte de la Edad Media, piensa en monumentales catedrales, castillos, monasterios, ciudades que fueron construidos en cerca de 10 siglos (V-XV). Para aprender de las piezas, en el pasado uno tendría que haber viajado a Europa, sin embargo, Los Claustros es considerado un poema para los americanos que no tienen la oportunidad de visitar Europa; un túnel del tiempo donde se encuentran cerca de cinco recintos, principalmente románicos: Saint –Michel- de-Cuxa (Francia, ca. 1130–40), Saint-Guilem-le-Désert (Francia, ca. 1190- 1320), Trie-sur-Baïse (Francia, 1365) , Bonnefont (Francia, ca. 1300-1400) y, gracias a un acuerdo con el gobierno de España, la abadía de San Martín de Fuentidueña (España, 1175–1200). En medio de la ciudad es un lugar donde “el espíritu del gótico puede ser invocado una vez más”.

BF95DC7C5D9341E0BA7AC7252C4E36A0

A principios del siglo XX el escultor americano George Gray Barnard (1863 – 1938) comenzó a adquirir fragmentos de la arquitectura gótica de pequeñas aldeas francesas – ya fuera por la Guerra de los Cien Años, la Revolución Francesa fueron vendidas a de colecciones privadas, escondidas o abandonadas- estaban su alcance, en un principio gran facilidad, pero ya para la compra de Saint-Michel-de-Cuxa a Madame Baladud de Saint-Jean, primero los vecinos  y más adelante el gobierno francés pusieron el grito en el cielo, por lo que en diciembre de 1913 promulgaron una ley que prohibía la salida de su patrimonio de esta manera – la noche anterior Barnard todavía estaba subiendo las piezas al barco que lo llevaría a Nueva York. Ya en la ciudad en 1914 abrió un espacio especial para poder mostrarlo al publico. Con grandes ambiciones de poder exhibir una historia más completa de la escultura al pueblo americano y por cuestiones monetarias, después de muchos años de negociación, en 1925 vendió todo esto al MET por la cantidad de 700,000 dólares -lo que hoy serían casi 10 millones de dólares- con el financiamiento del millonario petrolero John D. Rockefeller Jr. (1874-1960).

 

l 24 de mayo de 1938 en Fort Tryon –al norte de Manhattan, en un terreno también donado por Rockefeller con vista al Hudson, así como el terreno del otro lado del río para no perder la vista- fue inaugurada una versión más académica de los Claustros. Con 250 invitados era presentada la versión del arquitecto Charles Collens (1873- 1956) – sin la idea de imitar ningún monasterio en particular-  y juntó al curador del Departamento de Arte Medieval, y más adelante director del MET (1955-1965), James J. Rorimer (1905-1966) -quien trabajaba todas las mañanas con Rockefeller en la planeación del Nuevo edificio- presentaron una lectura del arte medieval la cual nos habla más de la época en la que re-construido que realmente sobre cada una de las particularidades de los objetos.

 

Una de las anécdotas era que en los planos había una sala vacía por varios meses, hasta que Rockefeller preguntó que piezas iban a ir ahí, Rorimer le contestó el “Tapiz del Unicornio” (1495–1505), el cuál adquirió en 1923 por sugerencia de Barnard “Acabo de ver la más hermosa y rara serie de tapices góticos. No hay nada igual ni en el Louvre … o Cluny… Es una primavera eterna con árboles, flores y figuras humanas. Si usted, la comprará sería un gran acontecimiento de interés mundial para nuestra nación y para la historia”, sorprendido  Rockefeller le dijo que no, ese estaba en la sala de su casa y era una de sus piezas preferidas, pero gracias a la perseverancia del curador y su tacto, le comentó que sería la joya en la corona del recinto.

 

Algunas de las críticas de la época era que se habían ocupado demasiados elementos modernos para poder terminar la construcción, sin embargo Los Claustros se han vuelto un lugar icónico de los paseos newyorkinos desde películas, hasta portadas de libros, ilustraciones; nos habla de un época en la que fue posible traer espacios europeos al suelo americano, de la construcción mental de lo que significa Europa en la mente de los norteamericanos, y de un espacio donde no existe un tiempo específico. Aunque la construcción arquitectónica no ha cambiado significativamente desde la llegada de Abadía de San Martín de Fuentidueña en 1958, si ha cambiado el discurso curatorial a lo largo de los años, y ha sido el escenario de representaciones teatrales como Buscando a Ricardo III (1996) con Al Pacino, o de festivales medievales para los niños en los años cincuenta.

 

Es un espacio del museo, fuera del museo enfocado en un período histórico que no se vivió en ese espacio, y sin embargo, hoy en día es parte  fundamental de la ciudad, así el MET se ha dedicado a perfilar un ángulo en la cultura mundial, no sólo por su edificio –en crecimiento constante, considerando el anexo del edificio de Marcel Breuer en 2016-, su colección, sus investigaciones: históricas, estéticas, científicas –con el primer laboratorio enfocado en la investigación de su colección- y hoy en día en medios electrónicos, el departamento con mayor crecimiento en los últimos años y crear un museo en línea: con series enfocadas en nuevas adquisiciones, la explicación por parte de artistas contemporáneos de sus piezas preferidas, o cinco minutos con las piezas más representativas de la colección.

Ximena Apisdorf Soto

Ximena Apisdorf Soto

Maestra en Arte, con especialidad en Art Business por la Universidad de Manchester y egresada de la Licenciatura en Arte por la Universidad del Claustro de Sor Juana. Se enfoca en la creación de mejores relaciones para el intercambio de instituciones nacionales e internacionales. Actualmente, trabaja para el Barroco Museo Internacional, el cual será inaugurado en 2016 en Puebla y como consultora de relaciones internacionales con las asociaciones como la Asociación de Directores de Museos de Arte (AAMD por sus siglas en inglés) y Bizot para el Museo del Palacio de Bellas Artes. En 2014 fue coordinadora operativa de la 2da. Bienal de Arte Veracruz, para la creación y difusión de artistas del estado. Desde el 2011 se ha especializado en arte contemporáneo latinoamericano y su difusión en las plataformas digitales como fundadora y editora del blog Tildee.info. Escribe para las publicaciones especializadas: Flash Art, Revista Código, Artishock, entre otras. Ha trabajado en instituciones públicas y privadas, enfocada en la coordinación estratégica, operativa y de comunicación; tanto en México como en Estados Unidos; entre los que destacan: el Museo Nacional de Arte, el Museo Tamayo, Proyectos Monclova, I-20, Casey Kaplan Gallery, Prospect 2.5. Ha impartido clases para la Suprema Corte de la Nación (2007) y el Instituto Realia (2014). En el 2008 curó y coordinó la primera exposición de arte contemporáneo en el Museo Diego Rivera Anahuacalli: “Elefante Negro: Arte Contemporáneo”, en la cual participaron 21 artistas de 10 nacionalidades diferentes.

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX Escribe @yosoyjavo sobre el ocaso del sexenio y la -lamentable- estela que dejó a su paso. Desde escándalos de cor… https://t.co/Z2aOAEPlQw
CentroPublicoMX Democracia y discurso. O de como entendemos un mensaje desde la arbitrariedad del contexto. Esto y otras muchas f… https://t.co/rtrAE7KnuK
CentroPublicoMX RT @yosoyjavo: Amigos, les comparto mi segundo artículo #ElSexenioQueSeVa, colaboración editorial para #CentroPúblico https://t.co/I1RJDRAI
CentroPublicoMX “Sin duda, #LosQueHablanAGritos es una ventana a los misterios de la naturaleza humana en un contexto mexicano”. E… https://t.co/LFpT3oGV8g
CentroPublicoMX Gran relato sobre la problemática en la ⁦@UNAM_MX⁩ y la forma en como los medios de comunicación cubren las noticia… https://t.co/7agMGQ8x2v