Varios periodistas y defensores de derechos humanos se enfrentan con una situación de violencia por parte del crimen organizado, paramilitares e incluso de su propio gobierno. Latinoamérica, es  una zona geográfica marcada por una fuerte represalia en contra de la prensa. Dichos datos se encuentran en el reciente índice anual del estado de la libertad de prensa de Reporteros Sin Fronteras (RSF), el cual fue publicado el 12 de febrero.

El índice, es un reporte anual que RSF ha publicado desde 2002 y refleja el grado de libertad que los periodistas y organizaciones de noticias tienen en cada país.

El caso más alarmante es Brasil, el cual le arrebató a México el puesto de país con más muertes de periodistas, con cinco casos en 2013.

El informe indica que: “los atentados, las amenazas, las agresiones y hasta las “canonizaciones” de ciertos medios de comunicación, son obra tanto de las milicias privadas a sueldo de los terratenientes, del ejército y la policía (de estatus militar), como de los cárteles, muy presentes en la región”.

En México, cárteles y otras organizaciones criminales, actúan con la complicidad de las mismas autoridades corruptas. Desde el 2001, se llevan contabilizados 88 periodistas asesinados y 18 desaparecidos.

El periodismo se convierte en un arma política en países donde hay un fuerte enfrentamiento entre el sector privado y el gobierno.

Reporteros Sin Fronteras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *