Centro Público

El valor de la imagen estética: arte y artificio

El capítulo II del libro Vindicación del Arte en la Era del Artificio escrito por Jean-François Martel, escritor y director de cine y televisión canadiense, habla sobre el fenómeno que análogamente se presenta con el valor de la imagen estética que le damos al arte o lo que ahora viene significando el artificio.

Para empezar, la esencia de la experiencia inmediata de un artista se disputa conforme al juicio de valor que las personas le conceden al arte, es decir, que los asombre y se vuelva algo extraño de lo real. Martel menciona el ejemplo de un pintor naturalista del siglo XIX en París, contrario a un expresionista abstracto del siglo XX de Manhattan, New York; ambos manejan la extrañeza de lo real, es decir, el arte. Sin embargo, al estar situados en contextos diferentes ya no solo es arte, sino que también se convierte en artificio.

“El poder del artista se reduce a dos cosas: su sensibilidad ante el misterio radical de la existencia y la habilidad, la maestría, con la que es capaz de plasmar este misterio en un objeto o en un acto” (Martel, 2015).

Así pues, el arte va de la mano con el asombro, mismo que tiene como componentes lo intelectual y lo emocional, dicho de otra manera, uno representa al cerebro y otro al corazón, así como sucede con las relaciones sentimentales. Por lo que estar inmersos en el asombro nos da otra sensación de lo real, y, en consecuencia, nuestra opinión como los diversos puntos de vista transcienden al goce estético que puede disfrutarse de manera general y se convierte en un valor psicológico de gusto propio. Esto no quiere decir que el arte siempre debe generar emociones positivas.

“La palabra arte ha adquirido una significación ambigua, aplicable a todo y a nada, y el arte mismo se percibe como un concepto maleable conformado bajo circunstancias específicas entre el Renacimiento y la Ilustración, y destinado a cambiar constantemente” (Martel, 2015).

Con el paso del tiempo, la manifestación del arte se ha vuelto una manera de compartir y celebrar lo desconocido del ser humano, llegando a convertirse, a veces, en artificie, lo que Martel denomina como lo cinético, en donde el arte deja de significar lo que era antes y se convierte en un espectáculo estético, teniendo como ideología principal la capacidad de conmover a los espectadores (virtudes, defectos, simpatía, apatía, felicidad, tristeza, etcétera).

Al mismo tiempo, los poderes fácticos (empresarios, gobierno, iglesia y medios de comunicación) hacen presencia en esta nueva revolución, ya que buscan originar una visión en la gente a conveniencia propia, creando las emociones cinéticas para que el espectador realice un nuevo juicio de valor artístico conforme a las dos divisiones del artificio.

– El pornográfico: no es más que una simple tentación o incitación a consumir el producto. Por ejemplo, la imagen de la mujer como símbolo sexual con vestimenta provocativa que conlleva a la venta del producto o servicio sin llegar a lo 100% pornográfico, es decir, aun se conserva la censura.

– El didáctico: se basa principalmente en una actitud de repulsión, aborrecimiento o desprecio por el objeto.

Éstos dos fragmentos son acompañados por juicios, opiniones y conclusiones con valores de significados cinéticos, dejando a un lado el arte como carácter autotélico con conciencia y sensibilidad del espectador ajustado a su percepción e interpretación, para convertirlo en una experiencia estética de gustos y expectativas generales con la intención de manipular por medio de la publicidad y la retórica, como resultado, designar un aparato de marketing en donde se pueda otorgar un valor ficticio y se manifieste un interés de arte demandante discutido por los ámbitos políticos y económicos, renunciando a la idea, el pensamiento, lo complejo, lo pragmático y lo humano.

“El verdadero arte nos conmueve; el artificio trata de movernos” (Martel, 2015).

En conclusión, considero que el arte no tendría porqué tener un intermediario, el arte crece con la posibilidad de elegir, pensar, sentir, etcétera, acorde a nuestra experiencia, nuestro bagaje cultural (relación-interpretación). Sé que hay un gran interés de un arte demandante y discutido porque cualquier persona en siglo XXI puede operar como un experto y decidir qué es y qué no es arte, sin importar la creación, el tiempo, el talento, la inteligencia y sensibilidad con la que se comenzó.

Si bien es cierto, el valor de la imagen estética cada vez va ganando terreno en distintos contextos que generan una serie de prácticas fuera de uso de razón cognitivo que a su vez construyen estrategias de negocio, por lo que Jean-François Martel nos invita a reflexionar sobre el uso y valor que le damos al ámbito estético, o sea, darnos cuenta si se trata de arte o de artificio.

Ximena Sarahit Rojas Galván

Ximena Sarahit Rojas Galván

Comunicóloga de la Universidad Marista Campus Ciudad de México.
Soy una persona responsable, comprometida, confiable, perseverante, autodidacta y humanista. He realizado diversas entrevistas a músicos, periodistas, investigadores, etc. También he participado como ponente en la Universidad Latinoamericana en el Conversatorio de Elecciones Presidenciales 2018 y como congresista en el 30 aniversario Nacional ADIAT 2018, entre otras actividades.
Me apasiona la gastronomía, los idiomas, los viajes, la música, los animales, hacer ejercicio y la diversidad cultural. Actualmente estoy aprendiendo francés, me gusta conocer gente y lograr nuevos aprendizajes.

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX RT @yosoyjavo: La periodista mexicana, @aperezcanedo, concluyó su etapa profesional en @CanalOnceTV, sin duda, su salida de la televisora d…
CentroPublicoMX RT @eduardocervants: 30 llamadas en un día por parte de @ATTMx @ATTMxAyuda. Que @ServicioTelcel @Telcel es quien proporcionó mis datos pers…
CentroPublicoMX La migración como derecho humano y proceso orgánico de nuestra historia. #CaravanaMigrante ⁦@WongSandraChttps://t.co/QXhyybH3P7
CentroPublicoMX Lectura en el corazón de la ciudad: a unos días de la conclusión de la #FILCDMX 2018. https://t.co/KAGBHhKxXO