Centro Público

El Rancho La Hormiga

El rancho La Hormiga, o Los Pinos como hoy lo conocemos es parte de una de las áreas verdes e históricas de Chapultepec en la ciudad de México. En este lugar se han tomado algunas de las decisiones más importantes del país. Hace algunas semanas ésta era la residencia oficial del presidente Enrique Peña Nieto el último en ocuparla.

En la historia del hoy Complejo Cultural de Los Pinos, nos encontramos que durate la época de la colonia, en este terreno se construyó un molino, en donde se procesaba el trigo para convertirlo en harina. Para la Corona Española la importancia de este sitio estuvo en la producción de este alimento y ello lo hizo acreedor al nombre de Molino del Rey.

Con el pasar de los años esta propiedad fue heredada y vendida hasta caer en manos de José Miguel Pacheco quien construyó y nombró a este lugar como el racho de La Hormiga. En 1916 Don Venustiano Carranza (El barbas de chivo) quien se sentaba en la cabeza de la silla presidencial, expropió estos terrenos. El gobierno solo argumentó ante Nicolás Martínez del Río, quien era el propietario en ese momento; ‘’que se necesitaba el rancho, y ya…’’ estó desencadeno una lucha legal por parte de la familia Martínez del Río para recuperar dicha la que el gobierno les quito.

En el año de 1923 Álvaro Obregón, ya como presidente de la república, aprobó la compra del lugar a la familia Martínez del Río, esto después de una larga batalla legal. Durante los años siguientes el rancho La Hormiga fue habitada como casa habitación por funcionarios del gobierno, desde generales hasta secretarios de Estado.

El 8 de diciembre de 1933, el general Lázaro Cárdenas (El Tata) inició en Querétaro una exhaustiva campaña que lo llevó a la presidencia de México en diciembre de 1934. Uno de sus primeros mandatos fue el cambio de la residencia oficial del presidente.

Los antecesores de Lázaro Cárdenas, como Porfirio Díaz, Manuel González, Francisco I. Madero, Venustiano Carranza, Álvaro Obregón, Plutarco Elías Calles, Emilio Portes Gil, Pascual Ortiz Rubio, y Abelardo Rodríguez, ocuparon las instalaciones del Castillo de Chapultepec, como residencia oficial del presidente.

Hasta la llegada de ‘’El Tata’’ como nuevo mandatario, éste decidió no ocupar como residencia oficial el Castillo de Chapultepec, por que consideraba que era un lugar demasiado ostentoso. El presidente Lázaro Cárdenas giró instrucciones a su equipo para que el recinto se convirtiera en un museo al que pudiera tener acceso la ciudadanía. Al momento de leer estas líneas pensé ¿No se les hace como un déjá vu con los recientes sucesos en el país? Bueno no importa, continuemos…

En la historia del hoy Complejo Cultural de Los Pinos, nos encontramos que durate la época de la colonia, en este terreno se construyó un molino, en donde se procesaba el trigo para convertirlo en harina. Para la Corona Española la importancia de este sitio estuvo en la producción de este alimento y ello lo hizo acreedor al nombre de Molino del Rey.

Con el pasar de los años esta propiedad fue heredada y vendida hasta caer en manos de José Miguel Pacheco quien construyó y nombró a este lugar como el racho de La Hormiga. En 1916 Don Venustiano Carranza (El barbas de chivo) quien se sentaba en la cabeza de la silla presidencial, expropió estos terrenos. El gobierno solo argumentó ante Nicolás Martínez del Río, quien era el propietario en ese momento; ‘’que se necesitaba el rancho, y ya…’’ estó desencadeno una lucha legal por parte de la familia Martínez del Río para recuperar dicha la que el gobierno les quito.

En el año de 1923 Álvaro Obregón, ya como presidente de la república, aprobó la compra del lugar a la familia Martínez del Río, esto después de una larga batalla legal. Durante los años siguientes el rancho La Hormiga fue habitada como casa habitación por funcionarios del gobierno, desde generales hasta secretarios de Estado.

El 8 de diciembre de 1933, el general Lázaro Cárdenas (El Tata) inició en Querétaro una exhaustiva campaña que lo llevó a la presidencia de México en diciembre de 1934. Uno de sus primeros mandatos fue el cambio de la residencia oficial del presidente.

Los antecesores de Lázaro Cárdenas, como Porfirio Díaz, Manuel González, Francisco I. Madero, Venustiano Carranza, Álvaro Obregón, Plutarco Elías Calles, Emilio Portes Gil, Pascual Ortiz Rubio, y Abelardo Rodríguez, ocuparon las instalaciones del Castillo de Chapultepec, como residencia oficial del presidente.

Hasta la llegada de ‘’El Tata’’ como nuevo mandatario, éste decidió no ocupar como residencia oficial el Castillo de Chapultepec, por que consideraba que era un lugar demasiado ostentoso. El presidente Lázaro Cárdenas giró instrucciones a su equipo para que el recinto se convirtiera en un museo al que pudiera tener acceso la ciudadanía. Al momento de leer estas líneas pensé ¿No se les hace como un déjá vu con los recientes sucesos en el país? Bueno no importa, continuemos…

A Lázaro Cárdenas lo atrajo la idea de usar ‘’La Casa Grande del rancho La Hormiga‘‘ como nuevo hogar para su presidencia, por su ubicación dentro del Bosque de Chapultepec. Y es así como en 1935 el presidente y su esposa Amalia Solórzano de Cárdenas llegaron a vivir al rancho. Se dice que el cambio de nombre fue porque el lugar estaba rodeado de pinos, y a Lázaro Cárdenas le parecía que La Hormiga ‘’no era un nombre acorde para la residencia de un presidente’’. De esta forma es que en el sexenio de Cárdenas este recinto adquiere el nombre de Los Pinos, y se convirtió en la residencia oficial de los posteriores presidentes.

Los últimos mandatarios que habitaron la residencia fueron Vicente Fox (quien construyó una ‘’cabaña’’ ya que la casa grande le parecía mucho para él y su familia), Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto. Cabe destacar que Miguel Alemán realizó un cambio radical en los Pinos, otros presidentes priistas modificaban el lugar de acuerdo a sus necesidades: Adolfo Ruiz Cortines, Gustavo Díaz Ordaz, Luis Echeverría, José López Portillo, Miguel de la Madrid, Carlos Salinas de Gortari, y Ernesto Zedillo. Lo decoraron a su gusto. A excepción de Adolfo López Mateos quien nunca se mudó de su residencia particular en San Jerónimo.

El pasado 1 de diciembre de 2018, por decreto del presidente Andrés Manuel López Obrador, abrió las puertas de Los Pinos a la ciudadanía mexicana, como antes mencionamos será un complejo cultural. Curioso, casi igual que Lázaro Cárdenas. Ahora con Andrés Manuel López Obrador el Palacio Nacional será la nueva residencia presidencial. En el pasado algunos presidentes han ocupado el edificio del zócalo como residencia, uno de ellos fue Benito Juárez.

Emiliano Cruz Aguirre

Emiliano Cruz Aguirre

Estudiante en Ciencias de la Comunicación en la Universidad Marista. Se ha dedicado a colaborar en proyectos en favor de la Zona Patrimonio Tláhuac, Xochimilco, y Milpa Alta. Amante de la historia, del viajar y del buen comer.

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX RT @cuauhmedina: ¿Qué significado tiene asesinar el futuro? Ai Wei Wei en el MUAC https://t.co/saLWFNiG9M
CentroPublicoMX Dicen que las calorías ganadas en época vacacional, no cuentan... Así que dense una vuelta a #LeMacaronBoutique la… https://t.co/7NcqSizWzj
CentroPublicoMX Presos políticos y arte, #Ayotzinapa y la memoria funcional. @aiww asesinando el futuro o de como estados totalitar… https://t.co/eOKDYfXYCn
CentroPublicoMX Sobre el #MeToo, medios y opinión pública; el contexto original y cómo se estructuró en #México. Seguiremos leyend… https://t.co/2uwYxXihIw
CentroPublicoMX Posterior a la transformación ocurrida en #LosPinos, la cuarta sección (cultural) de #Chapultepec es el proyecto má… https://t.co/9bh7RL0zcy