Hola, es un gusto poder hablar de boxeo en esta nueva columna. Tengan por seguro que las opiniones aquí expresadas vienen de alguien que ama este deporte y siempre dará su más sincero punto de vista, aunque cause polémica.

Mi primera pregunta para nuestros lectores es: ¿creen que Saúl el Canelo Álvarez es un buen peleador? Si su respuesta es sí, les recomiendo seguir leyendo porque apenas están aprendiendo de este deporte.

Sinceramente, creo que el Canelo es el costo que debemos pagar los mexicanos por ver funciones de box en televisión abierta. Algo así como tener que ver los comerciales de Canelitas (las galletas) para que nos dejen ver la Rosa de Guadalupe sin tener que pagar por ello. Es la tasa de “galanes” que el deporte debe cubrir en la televisión, como sucede con otros “guapos” como Layún en el fútbol y en la selección nacional.

No, no voy a perder tiempo con el viejo discurso anti-televisa. Este no será un espacio de descalificación. Simplemente creo que el Canelo es un boxeador bastante mediocrón, que si bien tiene “pegada”, eso sólo parece fácil de demostrar ante peleadores más viejos o más ligeros. Muchas veces enfrenta a una combinación de ambos factores, boxeadores más viejos y ligeros pero engordados para la ocasión.

Ejemplo: La primera pelea de Álvarez en Las Vegas fue contra “Cotto”. Y lo pongo entre comillas porque se trata del hermano fracasado de Miguel Cotto, quien sí es un buen boxeador. Con todo y eso, Álvarez estuvo a punto de irse a la lona, sólo salvado de caer estrepitosamente por la ayuda de las cuerdas. Después de algunos rounds, cuando el mexicano por fin conectó unos cuatro o cinco golpes a los guantes y brazos del artificialmente engordado y viejo boricua, el referí paró la pelea. Pobre debut del mexicano en la meca del boxeo.

La lista de peleadores acabados que nuestro compatriota ha enfrentado es amplia, desde el mexicano “Perro” Angulo hasta el norteamericano Shane Mosley, nombres conocidos pero con su carrera en ruinas al momento de enfrentarles. Esa ha sido la estrategia.

Ya tendremos oportunidad de hablar de los méritos y de un par de buenas decisiones que ha tomado Canelo Álvarez en su carrera, pero por ahora baste decir que es la garantía de rating que los inversionistas tienen para librarnos del pago por evento.

En mi próxima columna hablaré de Julio César Chávez Jr., quien muchos piensan que es igual o peor de malo que el púgil de Televisa. ¿Será el caso?

No dejen de leernos. Gracias por sus comentarios.

Una Respuesta

  1. carlos

    En mi humilde opinion el canelo es un peleador demasiado cuidado, es un peleador con facultades que hubiera evolucionado y quizas se hubiera convertido en un buen peleador si sus manejadores lo hubieran expuesto a el riesgo de enfrentar a buenos peleadores desde mas temprano, pero eso no le convenia a los intereses de su infladores, toda buena carrera necesita un saludable dosis de fracaso de riesgo es tiempo de que lo saquen de su zona de confort para ver que alcances tiene, dicen que tienen que madurarlo poco a poco pero al ritmo que van se les va a pudrir de maduro

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *