Centro Público

El lado oscuro de las Redes Sociales: una fuente constante de interrupciones laborales

“Desearía que el día tuviera más horas”, “tanto por hacer y tan poco tiempo”, “definitivo, no me alcanza el tiempo”.

¿Has mencionado alguna de estas frases? ¿Te resulta familiar alguna de ellas? ¿Te ves reflejado con alguna en particular? Te aseguro que sí, pero no te preocupes es absolutamente normal.

En la actualidad, hay un gran número de personas que tiene un problema con “el tiempo” y que encuentran mayor dificultad en la realización de sus obligaciones diarias. Hoy día, hay muchas personas que desearían que el día tuviera 25 o 30 horas, porque las 24 horas que tiene parecen no ser suficientes para todo lo que se tiene que hacer.

En el trabajo no es la excepción, muchas personas consideran que las tareas que tienen en sus centros de trabajo son indirectamente proporcional al tiempo que constituye la jornada laboral y aunque si bien es cierto que en muchas empresas o instituciones la demanda de trabajo es superior al tiempo que se tiene para realizarlas, esto se agrava cuando existen distractores internos y externos que atentan contra la productividad de dichas personas.

Actualmente los dueños de empresas, directivos y gerentes se han topado con un factor que distrae la atención de sus empleados o colaboradores: Las redes sociales y el uso de internet.

De acuerdo con un estudio realizado por la empresa de Recursos Humanos, Kelly Services 1, más del 25 por ciento de los empleados entrevistados, aceptan el uso personal de redes sociales en el trabajo.

Así mismo, un sondeo realizado por harmon.ie 2 reveló que casi el 60% de las interrupciones laborales están relacionadas con el uso de herramientas como el correo electrónico, las redes sociales, los chats y los mensajes de texto (PIN o Whatsapp). De acuerdo con dicho estudio, dos de cada tres entrevistados afirmaron que “interrumpirían una reunión de trabajo con su grupo para comunicarse con alguien digitalmente por medio del email (48%), para responder a una llamada al móvil (35%), chatear vía mensajería instantánea (28%), actualizar su estado en una red social (12%) o tuitear (9%)”. ¡Y eso durante una reunión de trabajo!. Estas cifras, lógicamente aumentan cuando los empleados se encuentran en sus propias mesas de trabajo con libertad total para utilizar sus dispositivos.

Soluciones no problemas.

El uso de los medios sociales en el lugar de trabajo, es hoy algo común y lo seguirá siendo en el futuro. Existen muchas compañías que limitan el acceso a las Redes Sociales y a Sitios Web no relacionados directamente con el negocio, corriendo el riesgo de dejar a los empleados fuera de los avances de la llamada “Revolución Social de Internet”. Probablemente lo mejor consiste en centrarse en mejorar la eficiencia de los empleados, y no gastar dinero, tiempo y energía en tomar medidas drásticas que minen la actitud de la plantilla laboral.

Platicando con una colega sobre técnicas que mejoren la gestión de tiempo en el trabajo y que logren una mayor productividad de los empleados, mencionó una técnica, que al revisarla, desde mi punto de vista, resulta factible sin dejar de mencionar lo peculiar de su nombre. Esta técnica se llama “Técnica Pomodoro” y es un método de administración de tiempo que puede ser utilizada con cualquier tarea o trabajo y cuyo objetivo es usar el tiempo como un valioso aliado para conseguir lo que queremos y mejorar la forma en la que trabajamos. Básicamente consiste en dividir nuestro tiempo de trabajo en bloques. Trabajamos muy concentrados por 25 minutos, para luego descansar por 5 minutos, con la posibilidad de incrementar el tiempo de descanso a 10 minutos cada 4 bloques de 25 minutos; es decir, cada 2 horas, tomamos un descanso más prolongado.

Para que resulte esta técnica es importante mencionar que en estos 25 minutos, se tiene que trabajar de manera ininterrumpida, sin descansos, y concentrados en el trabajo y los 5 minutos de descanso, se tienen que utilizar para cualquier cosa, que no incluya pensar en el trabajo, hablar del trabajo, o hacer algo relacionado con el trabajo.

Considero que la productividad en el trabajo depende en gran medida del compromiso y responsabilidad de cada empleado. Sin embargo, el conocer este tipo de técnicas alternas y llevarlas a cabo, permitirán un mejor ambiente laboral, ya que no hay prohibiciones, pero sobre todo, incrementarán la productividad de los empleados a corto plazo.

Inténtalo, cumple tus tareas e incrementa la productividad de tu oficina.

Recuerda que “El tiempo solo tiene valor si hacemos algo con él”

Luis Enrique Cienfuegos Velasco

Luis Enrique Cienfuegos Velasco

Lic. en Administración y Mtro. en Comunicación y Marketing Político. Conferencista y ciudadano del mundo. Actualmente Asesor Parlamentario.

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX Dos coexistencias, el ámbito público y el privado. Tan relacionados como distantes; la percepción del control de la… https://t.co/wWLkHAq6Zl
CentroPublicoMX En esta entrega, @AldonzaS nos adentra en el festejo que @NPGLondon hace al rey del pop #MichaelJackson. Así como,… https://t.co/mGdPGMYXo8
CentroPublicoMX RT @hllerena: Aquí la estupenda reseña de @AldonzaS de la exposición con la que la @NPGLondon conmemora los 60 años de #MichaelJackson #MJ
CentroPublicoMX RT @AldonzaS: Para seguir la obsesión de #MichaelJackson en la @NPGLondon, acá mi nota de la semana https://t.co/Q3q76DENiI via @CentroPubl