La política estadounidense impacta fuertemente el escenario internacional. En el caso de Estados Unidos-Alemania, la situación puede resultar óptima para ambos, o por el contrario, podría llevar a una total enemistad que aleje a Estados Unidos y a la Unión Europea. Todo parece depender del recién electo presidente estadounidense.

La Canciller de la República Federal de Alemania, Angela Merkel, felicitó a Donald Trump por su victoria en las elecciones presidenciales estadounidenses. En el discurso pronunciado, Angela Merkel enfatizó que ofrecería cooperar con Estados Unidos dentro del marco de su compromiso respecto a la igualdad de derechos. La Canciller alemana mencionó la importancia de la dignidad humana y enfatizó valores tales como la democracia, la libertad y el respeto a la ley, mismos que ambas naciones comparten (Allegretti, 2016). La situación política bajo la cual tomará la presidencia Donald Trump es más que compleja. En lo que respecta a la relación Alemania-Estados Unidos se ha puesto en tela de juicio la continuidad o implementación de acuerdos comerciales tales como el TTIP. Independientemente de si la población alemana se mostraba a favor o en contra del mismo, resulta interesante el enfoque bajo el cual la cooperación comercial entre ambos países será tomada.

Por el otro lado, la Canciller alemana mencionó la importancia de la no discriminación por motivos de origen, raza, o religión (Allegretti, 2016). Bajo este enfoque y con base en la campaña presidencial del candidato ganador, resulta igualmente interesante analizar si la presión internacional será o no suficiente y podrá o no influir en el modo en el que la política de Estados Unidos se conducirá. Si la situación continúa de manera favorable, queda claro que Estados Unidos y Alemania podrían incluso fortalecer sus lazos, sin embargo, tomando como punto de partida la historia de la República Federal de Alemania, así como todos los obstáculos a los que ha tenido que hacer frente para lograr constituirse como una nación libre y democrática, queda claro que una política estadounidense que involucre discriminación y por lo tanto faltas contra la dignidad humana, podría poner en peligro la relación Estados Unidos-Alemania, y Estados Unidos-Unión Europea.

Queda claro que el escenario político internacional cambia constantemente, sin embargo, cabe esperar que las condiciones futuras resulten favorables para todas las naciones y no únicamente para aquellos países desarrollados.


Fuentes:

Allegretti, A. (2016). Angela Merkel Issues Not-So-Subtle Warning To Donald Trump After His Presidential Win. Huffington Post. Disponible en: http://www.huffingtonpost.co.uk/entry/angela-merkel-germany-donald-trump-us-election-warning_uk_582313c5e4b020461a1e8713?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *