Centro Público

El fin de las expectativas

La semana pasada comenzó y terminó mal. Por un lado, filtra a los medios la Senadora Dolores Padierna –impresentable por cierto- varios contratos y actas constitutivas que ligan al titular de la Secretaría de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, a empresas del rubro. Específicamente a la venta de gasolina en el Estado de Quintana Roo.

Por el otro, se reduce el porcentaje de crecimiento del Producto Interno Bruto, lo que pone en entredicho todo el discurso oficial sobre la situación de la economía; también, comprueba lo que muchos afirmaban: el “súper secretario” Luis Videgaray, ni lo es tanto y además, esta tan metido en otros asuntos, que sencillamente, su secretaría es sinónimo de falacias e incluso de incompetencia.

Y comenzamos con el caso Coldwell. No es secreto que a partir de su paso por el Gobierno de Quintana Roo, su familia maneja negocios inmobiliarios, turísticos y ahora sale a la luz del sol, energéticos.

El ex gobernador, es libre de tener los negocios que quiera. No se le puede prohibir el dedicarse a cualquier negocio lícito por necesidad o placer. Sin embargo, este asunto escala en la agenda nacional debido a su posición coyuntural.

Algunos de los que se oponen a la reforma energética, argumentan que antes de reestructurar el sector, se deben tener las garantías para terminar con la corrupción al interior de Petróleos Mexicanos y Comisión Federal de Electricidad. Este argumento es uno de los más válidos.

Y es que si de entrada no se pueden frenar los intereses desbordados como los del sindicato petrolero y empresas como Oceanografía, difícilmente se podría defender el Estado mexicano de Enron, British Petroleum o Texaco.

Entonces se moderniza el sector y se busca poner a competir a Pemex a nivel mundial, cuando la corrupción lo carcome.

Y de repente, aparece el secretario con intereses en el sector. Y algo de razón tendrá al decir que esas empresas tienen una antigüedad mayor a su posición de secretario, entonces el caso sería, como alguien con intereses empresariales en energéticos, puede dirigir la Secretaría de Energía. Sencillamente no debió de haber sido designado. A esto, se le puede agregar las criticas que ha recibido Enrique Peña Nieto, por designar a un político y sin experiencia en esa área. Peor tantito, para encabezar una reestructura como la que se propone.

Y es que si tener 4 estaciones de servicio y una distribuidora de combustibles no es tener interés en el sector. ¿Entonces qué lo es?

Y llegamos a las finanzas. Para llorar. El viejo recuerdo de las constantes crisis económicas aparece como sombra de los priístas.

Se promovió a los cuatro vientos que las reformas dinamizarían la economía; que el mediocre crecimiento en la era panista, sería dejado atrás por la derrama reformista; que era cuestión de que llegaran al poder los que saben gobernar y de pronto, nada.

La economía no crece y desde diciembre del 2012, el único cambio que ha registrado ha sido el descenso de sus expectativas. El consumo interno no sólo no creció, sino que se estancó y las remesas –el otro gran bastión de la economía mexicana-, en franca extinción. Aunado a esto, el motor del desarrollo interno: el gasto público, en sub ejercicio. Detenido a capricho del secretario Videgaray que espera la aprobación de las reformas para soltarlo, ya que en su lógica, será un resultado anticipado de las reformas estructurales.

Suma la pésima reforma fiscal que sólo tuvo fines recaudatorios y no agrandó su base gravable, sino que castigó a los mismos de siempre, los cautivos. Los grandes contribuyentes podrán seguir evadiendo impuestos y los que nunca han pagado, seguirán así, sin pagar…

Y poco a poco otros indicadores son más alarmantes. Puede ser la violencia, el desempleo, los niveles de corrupción, el cinismo político y mediático y cada vez más rápido, las expectativas se diluyen.

Estamos a dos años de esta administración, de continuar así, el país se nos escapará de las manos. Mientras tengamos un Secretario de Hacienda homenajeado como el Ministro de Finanzas del año y simplemente se vea que no da una y a un Secretario de Energía con gasolineras, este país, no dará para más…

Las expectativas se están diluyendo, y aún no llegamos a los dos años…

Imagen de: http://jenarovillamil.wordpress.com

Real Politik México

Real Politik México

Colectivo de denuncia anti corrupción e impunidad. En los tiempos de la mentira universal, decir la verdad, es un acto subversivo. G. Orwell.

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX Escribe @yosoyjavo sobre el ocaso del sexenio y la -lamentable- estela que dejó a su paso. Desde escándalos de cor… https://t.co/Z2aOAEPlQw
CentroPublicoMX Democracia y discurso. O de como entendemos un mensaje desde la arbitrariedad del contexto. Esto y otras muchas f… https://t.co/rtrAE7KnuK
CentroPublicoMX RT @yosoyjavo: Amigos, les comparto mi segundo artículo #ElSexenioQueSeVa, colaboración editorial para #CentroPúblico https://t.co/I1RJDRAI
CentroPublicoMX “Sin duda, #LosQueHablanAGritos es una ventana a los misterios de la naturaleza humana en un contexto mexicano”. E… https://t.co/LFpT3oGV8g
CentroPublicoMX Gran relato sobre la problemática en la ⁦@UNAM_MX⁩ y la forma en como los medios de comunicación cubren las noticia… https://t.co/7agMGQ8x2v