Centro Público

Divagaciones de la Manzana: Justo reconocimiento a una gran mujer

Cuando me referí, en una de mis colaboraciones recientes, al Día Internacional de la Mujer, sostuve que no podía empezar y concluir en 24 horas como una efímera conmemoración respecto a lo que ha significado, significa y significará nuestra presencia en la vida de México.

Porque, digo yo, todos los días debemos tener presente nuestra lucha y la exigencia de nuestros derechos, el ejercicio de las libertades que nos pertenecen, la participación en cada una en las trincheras que ocupamos.

Con ese ánimo, menciono hoy a una ameritada mujer: María Elena Chapa Hernández, tan cercana a mí no sólo por la vía del parentesco y el paisanaje, sino también, y sobre todo, por sus notables luchas en favor de la equidad de género.

María Elena cuenta con una extensa y destacada trayectoria política y profesional en las instituciones y dentro de la sociedad misma, sustentada en una serie de acciones e iniciativas en pro de los derechos humanos. Lo mismo al frente del Instituto Nacional de las Mujeres de Nuevo León, que como diputada o senadora; además, ha encabezado movimientos en el seno de la sociedad civil.

Hace unos días –justo el 8 de marzo–, María Elena recibió, con toda justicia, la distinción “Elvia Carrillo Puerto”, que otorga el Senado de la República a través de la Comisión de Equidad y Género, en reconocimiento a sus múltiples esfuerzos, logros y méritos en pro de las mujeres mexicanas.

Cabe recordar que Elvia Carrillo Puerto, nacida en 1878 en Yucatán, fue una mujer de vanguardia, valiente y lúcida, cuyas invaluables luchas derivaron en importantes conquistas sociales, como el reconocimiento al voto de la mujer, que hasta 1953 estuvo vedado injustificadamente para nosotras. Elvia y su hermano, el prócer –gobernador de su estado– Felipe Carrillo Puerto, pasaron a la historia de México como baluartes en el plano educativo, social y de la política en el mejor sentido del término; es decir, al servicio de las más justas causas ciudadanas.

Elvia fundó en 1912 la primera organización femenina de campesinas a fin de que a las mujeres jefas de familia se les garantizaran los mismos derechos que a los hombres en la distribución de tierras. En la década de los veinte fue electa diputada municipal, cargo desde el que propugnó la necesaria y libre presencia y participación de la mujer, y se opuso a cualquier forma de discriminación. Luego del asesinato de su hermano Felipe, gobernador del estado, debió renunciar a su cargo y emigrar hacia la capital del país, desde donde continuó luchando durante toda su larga vida por los derechos de la mujer, de las indígenas y campesinas mayas y de las obreras mexicanas.

El galardón “Elvia Carrillo Puerto” fue instituido por el Senado de la República para homenajear a mujeres que hayan incidido y destacado en la lucha cultural, política y económica en favor de los derechos humanos de las mujeres y de la igualdad de género. Así que ya se imaginarán que me dio enorme gusto que la presea que lleva el nombre de esa destacada feminista y sufragista, y que se otorgó por quinto año consecutivo, tuviera una digna destinataria en María Elena Chapa.

En su intervención en la ceremonia de entrega, esta mujer de extensa y fructífera trayectoria, feminista de larga data y promotora de instituciones a favor de la equidad de género, analizó la situación de la mujer en nuestros días. Desde luego, resaltó y condenó la violencia contra nosotras y las desigualdades que todavía padecemos. Se refirió al relevo generacional que tendrá que venir, en la certeza de que todas las mexicanas encuentren una sociedad en verdad tolerante, igualitaria, justa, libertaria y plena. Además, se pronunció por garantizar la equidad de género en el próximo gabinete del gobierno federal. Palabras sensibles y visionarias las suyas, no exentas de amenidad y simpatía, muy de ella, mi tan querida y admirada prima María Elena.

Por razones de espacio no voy a dar mayor detalle del brillante discurso de esta mujer admirable, docente normalista y licenciada en Filosofía, con maestría en Recursos Humanos, quien ha sido legisladora federal en tres ocasiones. Valga cerrar mi colaboración de hoy con lo que María Elena Chapa dijo que le basta para su vida: retomando palabras de Simone de Beauvoir, señaló que sólo se necesita que ella y el resto de las mujeres tengamos libertad, derechos e igualdad.

Martha Chapa

Martha Chapa

En nuestra cultura han existido mujeres de enorme talento y fina sensibilidad, por lo que las artes plásticas no han sido la excepción y entre ellas siempre brillará la pintura de Frida Kahlo como también la de María Izquierdo o Cordelia Urueta.
Dentro de esa dimensión, la de artistas mexicanas que decidieron ser pintoras, se inscribe Martha Chapa, quien también ha generado una gran obra, con significativos reconocimientos, dentro y fuera del país.
Su imaginación y fina sensibilidad abarcan diversos temas, texturas y materiales, aunque en casi todas sus pinturas aparece como icono central, esa legendaria fruta que es la manzana.
Ella la eligió seguramente porque aprecia en este fruto su condición de testigo presente de los orígenes de la humanidad.
En su búsqueda, lo mismo pinta óleos que dibuja e incursiona en la gráfica, y en años más recientes, plasmando su talento sobre láminas viejas, oxidadas, carcomidas, que rescata de su etapa final para recuperarlas e infundirles nueva vida y belleza.
Día a día, con sus pinceles emprende la travesía de la imaginación y esboza una manzana: aquella que fascinó a Eva, la que perdió a Atalanta o la que hipnotizó a Cezane y hasta la que empieza a crecer en el árbol del paraíso, a sabiendas de que una manzana puede ser todas las manzanas.
Cada vez que tiene frente a sí un lienzo, lo aborda con sensibilidad, talento, pasión y vitalidad para sembrar ese fruto que apuntala la vida, refuerza el amor a la tierra y acrecienta el disfrute estético.
Ratifica así que el arte conlleva elevados valores en nuestra sociedad y en la construcción de ese ser humano pleno, sensible y generoso que todos deseamos como ideal y esperanza para enfrentar el futuro.
Martha Chapa, originaria de Monterrey, Nuevo León, inicia su trabajo artístico en la década de los sesentas
Son ya 300 exposiciones individuales y un sin fin de colectivas, las que ha realizado en México, Europa, Estados Unidos y diversos países del Caribe, Centro y Sudamérica. Asimismo ha incursionado en la escultura y en el arte objeto.
De su enorme creatividad surgen mágicamente lo mismo montañas, magueyes, colibríes, que búhos, guadalupanas y abstractos, entre otros muchos temas de sus pinturas.
Su trabajo e imaginación se extiende también meritoriamente a través de una importante obra gastronómica pues ha publicado ya 32 libros, en especial sobre la cocina mexicana, además de artículos periodísticos en diversos medios de comunicación y como conductora de la serie “El sabor del Saber”, en TV Mexiquense
Una artista de dimensión internacional, que convierte a Martha Chapa, en todo un valor de nuestra cultura contemporánea, con ya 4 décadas de destacada trayectoria dentro de la plástica mexicana, y con múltiples homenajes y reconocimientos, dentro y fuera de nuestras fronteras.
Una destacada mexicana y talentosa creadora, comprometida con el arte y la cultura contemporánea.

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX Muchas felicidades a Amalia Sánchez, triatleta mexicana en el #IronmanWorldChampionship Kona, Hawaii 2018. ¡Qué o… https://t.co/CtfCmZ28Qy
CentroPublicoMX Que no se les pase hoy, en la #FILZócalo2018 en punto de las 18:00 estarán @nestora_salgado y @DrJMMireles en el fo… https://t.co/OjypDwfc5z
CentroPublicoMX El papel del #remake en la industria cultural financieramente más activa e importante a nivel global. Con datos de… https://t.co/SSO2tFNGwU
CentroPublicoMX Comienza el @cervantino con 2 invitados de lujo, #India 🇮🇳 y #Aguascalientes. 10 al 28 de #octubre, 35 naciones pa… https://t.co/JeuUcQgUZM
CentroPublicoMX El actual clima político parte del hartazgo social sobre los excesos de la clase gobernante, así como de la impunid… https://t.co/dcNW3OLYF7