Nuestro hermoso y entrañable planeta muestra hoy día deterioros preocupantes que se reflejan lo mismo en alteraciones climáticas que en la contaminación del aire y el agua.

Si a eso agregamos las amenazas bélicas –como la que está latente entre Estados Unidos y Corea y que cada vez nos pone más en riesgo de derivar en detonaciones atómicas–, las perspectivas son muy preocupantes pues de hacer crisis cualquiera de esos peligros las consecuencias serían desastrosas e irreversibles.

Justo con esa visión se abrió un espacio de reflexión dentro del VI Festival Internacional de la Cultura Maya que celebra en Mérida, Yucatán, del 19 de octubre al 5 de noviembre.

Se trata de la Conferencia Mundial de la Cosmogonía y la Mitología de las Civilizaciones Milenarias en la Preservación del Planeta, que se llevó a cabo del 24 al 26 de octubre en el Gran Museo del Mundo Maya de esa ciudad yucateca.

El encuentro convocó a intelectuales de más de una docena de países y maestros eméritos de diversas instituciones, incluida la Universidad Nacional Autónoma de México, que abordaron el tema con un enfoque particular sobre la cultura, sabiduría ancestral, concepto del cosmos y en sí de la cosmogonía que los define en la historia.

En esta relevante reunión hubo representantes de Grecia, Egipto, China, India, Italia, Turquía, Jordania, Irán, China, Japón, Corea del Sur, Perú, Ecuador, Honduras y Brasil, además de México, país sede, y Canadá, país invitado de honor.

Desde luego, un tema central fue la cosmología de los mayas y sus invaluables contribuciones, ya sea que se trate de su pensamiento o bien de sus escrituras, astronomía o conocimiento sobre las matemáticas

Baste mencionar algunos títulos de las ponencias que se presentaron para comprobar la diversidad y atractivo del intercambio académico: “Entre el cielo y la tierra”, “Sociedades milenarias: filosofía, espiritualidad, mito”, “Conservar lo que los dioses crearon”, “La flora y la fauna en los textos literarios de escritores mayas contemporáneos”.

De ese intercambio de alto nivel académico e intelectual surgió un documento que abarca las evaluaciones y las propuestas fundamentales, y que bajo el nombre de “Manifiesto maya al mundo” se dio a conocer en un acto solemne al pie de la pirámide de Uxmal, con un fuerte y profundo llamado a la fraternidad humana, la paz, la defensa del medio ambiente y la conservación de la Tierra.

“Nos hemos reunido para decirle al mundo que el destino de la especie humana está en la cultura de la paz y la convivencia. Está en la cultura del respeto al equilibrio sustentable del planeta y la preservación de la humanidad”, dice en una de sus partes el documento.

Así, el Festival Internacional de la Cultura Maya fue escenario de una muy relevante discusión que se vino a sumar a su habitual y atractiva programación, que incluye música, danza, teatro, presentaciones de libros y exposiciones de pintura.

Destacaron en esta ocasión los grupos artísticos de Canadá, país invitado, con la música y los bailes de la afamada Real Policía Montada. Además, la entidad federativa invitada en esta ocasión fue la Ciudad de México. Y, para delicia de todos, hubo un homenaje musical a Dámaso Pérez Prado, creador del mambo, a cargo de la Filarmónica Juvenil de la ciudad anfitriona.

Un festival cultural delicioso con propuestas para todos los gustos y que, además, nos deja la tarea de conocer y difundir el importante llamado a la humanidad surgido del mundo maya.

 

 

Sobre el autor

Martha Chapa

Martha Chapa

Twitter Facebook Sitio web

En nuestra cultura han existido mujeres de enorme talento y fina sensibilidad, por lo que las artes plásticas no han sido la excepción y entre ellas siempre brillará la pintura de Frida Kahlo como también la de María Izquierdo o Cordelia Urueta. Dentro de esa dimensión, la de artistas mexicanas que decidieron ser pintoras, se inscribe Martha Chapa, quien también ha generado una gran obra, con significativos reconocimientos, dentro y fuera del país. Su imaginación y fina sensibilidad abarcan diversos temas, texturas y materiales, aunque en casi todas sus pinturas aparece como icono central, esa legendaria fruta que es la manzana. Ella la eligió seguramente porque aprecia en este fruto su condición de testigo presente de los orígenes de la humanidad. En su búsqueda, lo mismo pinta óleos que dibuja e incursiona en la gráfica, y en años más recientes, plasmando su talento sobre láminas viejas, oxidadas, carcomidas, que rescata de su etapa final para recuperarlas e infundirles nueva vida y belleza. Día a día, con sus pinceles emprende la travesía de la imaginación y esboza una manzana: aquella que fascinó a Eva, la que perdió a Atalanta o la que hipnotizó a Cezane y hasta la que empieza a crecer en el árbol del paraíso, a sabiendas de que una manzana puede ser todas las manzanas. Cada vez que tiene frente a sí un lienzo, lo aborda con sensibilidad, talento, pasión y vitalidad para sembrar ese fruto que apuntala la vida, refuerza el amor a la tierra y acrecienta el disfrute estético. Ratifica así que el arte conlleva elevados valores en nuestra sociedad y en la construcción de ese ser humano pleno, sensible y generoso que todos deseamos como ideal y esperanza para enfrentar el futuro. Martha Chapa, originaria de Monterrey, Nuevo León, inicia su trabajo artístico en la década de los sesentas Son ya 300 exposiciones individuales y un sin fin de colectivas, las que ha realizado en México, Europa, Estados Unidos y diversos países del Caribe, Centro y Sudamérica. Asimismo ha incursionado en la escultura y en el arte objeto. De su enorme creatividad surgen mágicamente lo mismo montañas, magueyes, colibríes, que búhos, guadalupanas y abstractos, entre otros muchos temas de sus pinturas. Su trabajo e imaginación se extiende también meritoriamente a través de una importante obra gastronómica pues ha publicado ya 32 libros, en especial sobre la cocina mexicana, además de artículos periodísticos en diversos medios de comunicación y como conductora de la serie “El sabor del Saber”, en TV Mexiquense Una artista de dimensión internacional, que convierte a Martha Chapa, en todo un valor de nuestra cultura contemporánea, con ya 4 décadas de destacada trayectoria dentro de la plástica mexicana, y con múltiples homenajes y reconocimientos, dentro y fuera de nuestras fronteras. Una destacada mexicana y talentosa creadora, comprometida con el arte y la cultura contemporánea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *