En días recientes, el New York Times, publicó, de acuerdo con información de Forbes, una nota sobre los ocho hombres más ricos del mundo. La lista encabezada por Bill Gates, fundador de Microsoft, incluye a Amancio Ortega Gaona, dueño de Inditex; seguido por Warren Buffet, de Berkshire Hathaway.  El mexicano Carlos Slim Helú es el cuarto en la lista, y tras él aparece el dueño de Amazon, Jeff Bezos. Los siguientes tres en la lista son Mark Zuckerberg, creador de Facebook; Lawrence Ellison, de Oracle; y para cerrar Michael Bloomerg, del consorcio mediático que lleva su apellido.

Las fortunas de estos ocho magnates suman lo equivalente a los recursos de la mitad de la población mundial, la mitad más pobre, claro.

Y no obstante que algunos informes de organizaciones no gubernamentales señalan una ligera disminución de estas fortunas, la marcada desigualdad entre los hombres más acaudalados del planeta y la mayor parte de la población mundial sigue en aumento. Esto resulta contrastante con las paupérrimas condiciones de vida en muchos países latinoamericanos, en los que millones de personas no tienen lo mínimo para una subsistencia digna. Y naciones como México, entran a la oleada de recortes en materia social, agudizando con ello la situación de los que menos tienen. Sin contar que, como refiere Oxfam, la desigualdad contribuye de manera significativa al crecimiento de la violencia en la región.


Fuente: NYTimes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *