Centro Público

Danzas millonarias

Recuerdo que cuando era niña, muchas décadas atrás, los adultos comentaban azorados la danza de millones que desfilaba en los informes presidenciales. Los mexicanos de entonces se mareaban con las cuantiosas cantidades mencionadas en el discurso anual que serían invertidas en la construcción de carreteras, centros educativos, turísticos o de salud. Estas promesas se recibían con una pizca de sal y un mucho de desconfianza. Era la época de grandes proyectos: el viaducto, la edificación de la ciudad universitaria, de la costera de Acapulco; obras que aunque muy costosas y seguramente con presupuesto inflado, hoy en día siguen en pie y rindiendo el objetivo esperado.

Actualmente presenciamos otra danza, con características muy distintas: ya no se habla de millones, sino de decenas de millones (o billones) que no van a la edificación de una obra específica; van sin bochorno alguno al bolsillo particular de ‘servidores públicos’. Son abierta e impunemente sustraídas del erario nacional, es decir, de la bolsa en la que deposita toda la clase trabajadora a través del IVA, ISR, tenencia, verificación vehicular, y un largo etcétera; es decir, toda la carga fiscal.

Estas noticias ya no nos causan sorpresa, ni susto, ni siquiera enojo; estamos acostumbrados y resignados a ser burlados y robados por quienes debieran servirnos y protegernos. Lo que sí mantiene aterrorizada a la ciudadanía es la  amenaza constante que, como espada de Damocles, discrecionalmente esgrime la Secretaría de Hacienda sobre algunos sectores de la sociedad.

Exhorto a cualquier ciudadano curioso y consciente a hacer un ejercicio mensual, o semanal o diario: sumar las cifras de los constantes fraudes del edil, del alcalde, del presidente municipal, del gobernador de cualquier entidad de la república; añadir las cantidades que líderes sindicales depositan en sus cuentas bancarias nacionales y extranjeras; las jubilaciones, prestaciones y bonos que se otorgan jueces, consejeros electorales, senadores y diputados.

¿Quién se aboca a la tarea?

Shulamit Goldsmit

Shulamit Goldsmit

Doctora en Ciencias Sociales y Políticas y Maestra en Historia por la Universidad Iberoamericana. Académica del Departamento de Historia.
Coordinadora del Programa de Cultura Judaica, UIA.

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX RT @lappismx: Hasta pronto a uno de los grandes artistas de la plástica mexicana, el maestro #FranciscoToledo. Nuestras condolencias a su…
CentroPublicoMX RT @cuauhmedina: ¿Qué significado tiene asesinar el futuro? Ai Wei Wei en el MUAC https://t.co/saLWFNiG9M
CentroPublicoMX Dicen que las calorías ganadas en época vacacional, no cuentan... Así que dense una vuelta a #LeMacaronBoutique la… https://t.co/7NcqSizWzj
CentroPublicoMX Presos políticos y arte, #Ayotzinapa y la memoria funcional. @aiww asesinando el futuro o de como estados totalitar… https://t.co/eOKDYfXYCn
CentroPublicoMX Sobre el #MeToo, medios y opinión pública; el contexto original y cómo se estructuró en #México. Seguiremos leyend… https://t.co/2uwYxXihIw