Centro Público

Cuando la cámara te cacha

Todos contamos ahora con una brujería extraña y del futuro que se llama “videograbación”; y la usamos para revelar a la mona agreste y vulgar que, antes de vestir hermosos Kiton, Brioni o, de perdida, Ermenegildo Zegna, le bajaba los cierres a sus electores; ya sabes de quién hablo… la mierda que llena el mundo y que, para evitar la peste ―o la represión―, le nombramos con el eufemismo de “figura pública”.

Algunos dicen por ahí que grabar a “figuras públicas” resulta de mal gusto; e, incluso, debería de ser considerado algo no sólo contra la ley sino, ¡más aún!, contra la privacidad que todos deberíamos de tener. ¡Y eso me encanta!

Sin embargo, no es lo mismo fisgonear a Paris Hilton mientras fornica; o a Pedro Ferriz de Con mientras es infiel; que revelar cómo los gobernantes, políticos y demás señores puestos por nosotros en sus cargos, tienen nexos con aquéllos delincuentes, malos malotes requetemalvados, que los seducen para irse al lado oscuro de la fuerza. Y es que siempre ha sido así: ¡lo que haga cada cual con su culo, es muy su problema; sin embargo, cuando mete el culo de alguien más, ahí, es otro asunto!

Me parece que en eso está la cuestión de todo: saber distinguir, primero, entre quién es una “figura pública” que, al final, importa poco y puede ser sujeto de publicaciones como el ¡Hola!, o TvNotas. Y, segundo, el contexto en el cual se le está grabando.

¡Seamos coherentes, por Dios!: el que un hombre tenga un/a amante, aunque éticamente reprobable y legalmente reprochable, resulta el pan de todos los días; y, no por eso se anda escandalizando de más el mundo, a menos claro, que detrás del escándalo haya algo que ganar; y, si en una sociedad aún más familiar, tradicional y católica como lo fue el franquismo español se hacían dispensas a los hombres famosos de regalar abrigos de pieles a sus queridas, ¿en serio esperamos que en un país repleto de puticlubs políticos ¿o ya se olvidaron del caso Edecanes-PRI-DF?― pase algo mejor?

Si algún hombre es un cerdo infiel; pero lo es sin que su acción repercuta a gran escala sino sólo en su vida personal, imagen pública y ámbito privado: ¿a ti qué más te da? ¡Habrá recibido ya su castigo en la ignominia de su nombre y tú, escandalizado y escandalizador, quedarás sólo como la vieja metiche que merece ser apedreada por fisgona!

En cambio, si la “figura política” es alguien que, por el dinero que le pagas con tus impuestos, debe responderte sobre el destino que está eligiendo en tu nombre: un destino que va más allá de cuál coche usará hoy para ir al Morton’s o al Mistral; o qué corbata comprará su asistente en Scappino; ya sabes, eso que atará la economía y la situación social en tu colonia, delegación, municipio, estado e, incluso, en el país donde vives. Entonces importará mucho si las actividades por las cuales lo graban afectan a ese destino; si no, aún siendo el rey de Francia, debería quedar bajo reserva personal.

¿Notas la diferencia o te lo hago más explícito? Si el hijo de un exgobernador tiene una feliz comida con un jefe delictivo —que ha hecho tanto bien o tanto mal en donde su padre, supuestamente, fue electo para gobernar—; y, entre las cosas que le dice a este capo, revela ciertas indiscreciones que las personas saben, pero hacerlas evidentes provoca en ellas un cierto sentimiento de culpabilidad hipócrita, ¿debería tener derecho a la privacidad de esa reunión, tanto como la tiene quien solicita visitas conyugales en la cárcel?: definitivamente no.

¡Seamos sinceros!: los policías, políticos y gobernantes siempre han tenido alguna relación —quiérase lejana— con los delincuentes; sin embargo, esa relación siempre había quedado bajo el amparo del anonimato que se gana con la bala y la macana.

Pero, al mismo ritmo que la tecnología aumenta, el miedo y el mutismo disminuyen; lo cual, creo, hace de esta sociedad nuestra, algo lindo de ver por dos razones: la primera, hace interesante notar que por fin estamos entendiendo que la “clase política”, en realidad, es una bola de godinez con trajes caros; y, la segunda y más importante: una imagen vale más que mil palabras.

Esto último quiero darlo a entender así: con las declaraciones habladas, esas que se pierden en los juzgados bajo una pila enorme de otras declaraciones iguales, el presunto culpable puede decir: “yo no hice nada y no me acusen hasta que tengan pruebas”. En cambio, con una imagen… con un vídeo… simplemente ya se chingó: la prueba debería tener el valor suficiente de una declaración e, incluso, de una condena.

Sin embargo, ¡México lindo y querido!, esto mina el sistema clientelar gobernante/político-delincuente; por lo cual, es preferible hacerlo un escándalo mediático, para que, quienes verdaderamente importan, sigan con la boquita cerrada.

Te lo digo de otro modo: el caso del video entre Rodrigo Vallejo Mora y Servando Gómez Martínez no es, de ninguna manera, único; siempre han saltado, en su momento, muchos más en los que podemos ver desde dirigentes sindicales hasta empresarios importantes; pasando por gobernadores, diputados, y personajes de partidos políticos con alguno que otro título turbio y secreto. Sin embargo, como le dije a un amigo hace poco: “la política es como el mundial o la telenovela de turno: una vez que deja de pasar en la tele, fue como si nunca hubiera existido.”

G.O.

G.O.

Nini honesto de gustos caros e ingresos nulos. Escribe con las patas, fotografía con la boca y necea con el trasero.

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX Un plan “tranqui” para este fin de semana -sin excesos-, puede ser el #cine. ¿Ya vieron #BohemianRhapsodyMovie ?… https://t.co/zBsoLVEoxr
39mreplyretweetfavorite
CentroPublicoMX El caso de #ValeriaMedel y para variar, #Veracruz y los indicadores de violencia en #México! Escribe @yosoyjavo https://t.co/RtgJToVqbm
47mreplyretweetfavorite
CentroPublicoMX RT @yosoyjavo: La periodista mexicana, @aperezcanedo, concluyó su etapa profesional en @CanalOnceTV, sin duda, su salida de la televisora d…
CentroPublicoMX RT @eduardocervants: 30 llamadas en un día por parte de @ATTMx @ATTMxAyuda. Que @ServicioTelcel @Telcel es quien proporcionó mis datos pers…