Centro Público

Contra Agenda

“David Ben Gurion dijo que todos los expertos no eran más que expertos en lo que ya fue. Qué lo que necesitábamos son expertos en lo que será”.

La anterior cita tiene que ver en mucho con lo que pasa en nuestro país, se pretende cambiar lo que está mal, haciendo las mismas cosas, esto no sucede así, si queremos distintos resultados deberemos hacer distintas cosas.

Todas las reformas de este gobierno ya sean estructurales o de coyuntura, se definen, negocian y aprueban bajo el mismo sistema político, generando evidentemente los mismos resultados, la reforma educativa, recompone la estructura del sindicato más grande y fuerte de Latinoamérica, que dicho sea de paso, urgía por el poder que había acumulado y las funestas consecuencias que esto traía para la propia educación en México, pero si has de cambiar el entramado del sindicato a tu favor, porqué no profundizar en el cómo se imparte la educación en nuestro país, cuáles son las características del sistema educativo mexicano y, profundizar en potencializar las capacidades de nuestros niños y atacar el increíble rezago que presentan; privilegiando el modelo educativo por encima del interés político, bueno esto no se explica sin pensar en que los actuales actores no quieren contribuir al desarrollo de la educación en nuestro país, sino ser ellos los privilegiados que manejen los hilos del control del sindicato en pro de sus intereses. No hay nada nuevo bajo el sol.

La reforma energética rompe con el monopolio que ostentaba el Estado en esta materia, pondrán a competir a PEMEX y CFE en la producción y distribución de energía, sin embargo una reforma energética como tal, deberá tener una apuesta real, una que recomponga la planta productiva del país para que se abra a nuevas formas de energía, se invierta en el desarrollo de éstas y se potencialice al país como una potencia en un nicho de mercado en el cuál tenemos un potencial enorme, las energías renovables. México le apuesta al estatus quo mundial, petróleo y gas seguirán siendo quienes dominen, los produciremos pero no los convertiremos porque la reforma no incentiva la conversión, con esto perdemos valor agregado en la economía y nos atamos a las economías más desarrolladas, todo un numerito para nada, todo lo cambian para seguir igual.

Por último, la reforma en telecomunicaciones ataca dos monopolios, pero la forma de cómo se produce la televisión y cómo se prestan los servicios en telecomunicaciones no se trastoca de fondo, y se podrá argumentar que a mayor competencia, mejores servicios y menor precio, sin embargo, esto no sucederá derivado que los actuales actores serán los mismos y los incentivos no cambiaron, qué más da si es Telmex o At&t quien presta los servicios, Carlos Slim le demostró al estado en pleno que eso no importa, él ostenta la riqueza y están las condiciones dadas todavía para mostrarse como actor dominante en el sector, por otro lado, a Televisa no sólo se le respetan privilegios, sino que además le conceden la oportunidad de profundizar en el negocio de las telecomunicaciones por medio de la televisión de paga, el internet y la telefonía, pero esto sucede porque se privilegió a los actores por encima de los principios que toda ley en la materia debería incluir como eje.

Entonces podemos asumir, que chango viejo no aprende maroma nueva, o lo que Ben Gurion decía; “no tenemos expertos en lo que será”, estimado lector la Contra Agenda de esta semana tiene que ver con la reflexión que el ciudadano moderno tiene que hacer para adelantarse a lo que será, si tenemos reformas en educación que no cambian la forma de enseñar, reformas energéticas que no trastocan la forma de producir energía y reformas en telecomunicaciones que no incentivan la transformación de cómo nos comunicamos y cómo presentamos y obtenemos la información, podemos deducir que son reformas para que todo siga igual pero diferente, entonces ¿En dónde está el cambio?, el cambio radica en que seamos consumidores de bienes y servicios públicos o privados más exigentes y comprometidos, porque toda reforma carga consigo independientemente de sus desviaciones, el reconocimiento de un problema público y por tanto la aceptación de la necesidad de una solución.

Estimado lector, lo invito esta semana a hondar en los temas importantes de las reformas, esos que fueron olvidados por la agenda, pregúntese en un mundo globalizado cuál es la mejor manera en que nuestros hijos se desarrollen, se produzca energía y cómo le gustaría que fuera la televisión ideal o qué tipo de servicios de telecomunicaciones le gustaría tener, una vez que se responda, actué, denuncie, exija, solidarícese con sus iguales, consuma solo lo que le satisfaga, y no deje todo para que alguien más lo haga, recuerde que en eso se basa el que las actuales reformas no profundicen en los temas que realmente nos importan.

Hasta la próxima semana.

#contraagenda, #agendaciudadana, #revolucióndelasideas, #ciudadanomoderno, #actué,exija,denuncie,

José Enrique García

José Enrique García

Licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública por la UNAM, cuenta con Diplomados en Marketing Político y en Prospectiva, Socio fundador de LIDER, empresa en desarrollo de estudios prospectivos y articulista en Centro Público portal de opinión.

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX RT @F_Carabajal: Gracias @CentroPublicoMX por recomendar texto y exposición. Les mando un abrazo. https://t.co/4zb3K1LqFg
CentroPublicoMX Texto obligado de ⁦@AldonzaS⁩ sobre Fernando Carabajal - ⁦@F_Carabajal⁩ - y sus #CaballoCebras. Tampoco se pueden… https://t.co/L0PRMSC4hx
CentroPublicoMX RT @WorIdCupFC: Mexico fans have invaded Russia 🙌🏼🇲🇽🔥 https://t.co/c1kmPaLnQw
CentroPublicoMX RT @elpais_america: El 'no mames' más famoso en #Rusia2018. @vernemexico habló con ella. Aquí la historia https://t.co/dnXvrwcvIi https://t…
CentroPublicoMX El día de hoy les invitamos unos vinos en Salamanca 87, col. Roma. @tavworking y @CentroPublicoMX presentarán las b… https://t.co/ER6iq6AO68