Centro Público

Contra Agenda

Estimado lector, la semana pasada que iniciábamos con esta columna, advertíamos que los temas en el reconocimiento de la agenda sistémica o pública que se reconocían a menudo, o por no decir siempre, se mostraban parciales. Esta semana se llevaron a cabo las discusiones y aprobaciones de la legislación secundaria en materia de telecomunicaciones, y aunque se escucharon voces divergentes, una vez más el debate se vio monopolizado por aquellos temas de relevancia para los actores en el sector, esto clarifica el nivel de actor que representamos como sociedad, nulo, y es en temas ciudadanos precisamente donde la reforma debería de haber profundizado.

Toda reforma en nuestro país cae en temas de competencia, supongo normal esta aseveración derivado de la alta concentración de concesiones en unas cuantas manos que generó el corporativismo priísta y que en doce años los panistas no quisieron o no pudieron cambiar, pero esta concentración también ha traído consigo la construcción de audiencias cada vez más acostumbradas a programas con un bajo de nivel educacional, cultural, y de compromiso social. Las telecomunicaciones hoy en día querido lector, no sólo son cuestiones de entretenimiento o comunicación como nos lo quieren hacer ver, son hoy en día un tema de derechos fundamentales, de inclusión social y de respeto pleno al estado de derecho, cualquier sociedad que se digne de ostentarse como tal, debe tener un sector en telecomunicaciones dirigido a respetar los tres principios antes mencionados.

La teoría de la elección racional supone que el individuo o agente tiende a maximizar su utilidad y beneficio y a reducir los costos o riesgos, esto es decir, que tanto Televisa y Telmex en su lógica racional tenderán a construir su negocio en pro de maximizar su utilidad, obtener mayores beneficios, reducir sus costos y eliminar en mayor medida sus riesgos, si esto es cierto, que lo es, el objetivo de ambas empresas no se centra en los tres principios fundamentales arriba descritos, sino en la lógica del rating y las rentas obtenidas, en esta lógica la ciudadanía queda empantanada, ¿Cómo construir medios de comunicación de mejor calidad, imparciales y con cobertura suficiente?, ¿Cómo obtener telecomunicaciones eficientes a costos bajos y con servicios de calidad?

Es imposible pensar el construir una televisión de calidad en el país sin los elementos mínimos de coerción para los concesionarios, se limita la ley en su artículo 256, a un mero código de ética sin efectos vinculantes ( castigos reconocidos por la ley) para los actuales actores, no se profundiza en una seria competencia de televisión abierta con contenidos públicos, como los grandes ejemplos de la BBC de Londres, Televisión Española, o inclusive TV5 de Francia, por cierto, medios que exportan sus contenidos por su calidad a casi todos los lugares del mundo, llevando a un grado superlativo el concepto demócrata de apertura de medios, a lo sumo, con la actual ley en este campo tendremos uno o dos actores más, que responderán a la misma lógica actual, y servirán a los poderes actuales, Televisa seguirá construyendo contenidos basura, la ley no toco el estatus quo en ese sentido. Nuestros políticos perdieron la oportunidad de profundizar en la construcción de ciudadanía, le tienen pavor a ser cuestionados racionalmente, ahí está la verdadera democracia, en ese cambio de paradigma en el cual se cambie la percepción de nuestros tomadores de decisiones y se empiece a ver a ésta como elemento fundamental del estado moderno, los incentivos están puestos en el mismo cajón, que pequeña es nuestra clase política.

Pero el sector de las telecomunicaciones no se queda atrás, aunque esta ley obliga al monopolio a abrirse, se queda corta en los derechos de los usuarios, se pretende como en toda lógica de apertura, que la simple competencia traerá más y mejores servicios, se olvidan que un sistema legal en donde la impunidad ronda el 98% de los delitos, no puede ser sustento para la defensa del usuario, esto es decir estimado lector, las empresas mexicanas o extranjeras que quieran entrarle a la competencia con Slim, por más buenas prácticas que tengan terminarán prestando servicios deficientes porque la rentabilidad del negocio en nuestro país está ahí, en la impunidad y los medios de defensión ineficientes del Estado, aquí habría que explorar desde la trinchera ciudadana, en una ley de reciprocidad de los usuarios, que establezca penas simétricas a los servicios, se les obligue a los concesionarios a tener capacidad instalada que pueda ser monitoreada por el Estado, que es el garante de la prestación de los servicios, entonces elementos como la suspensión de los servicios, la falta de éstos, la atención al cliente, le generen penas económicas al concesionario en un entorno garante de paridad, esto es decir, que si usted sufre una falla en el servicio se le conceda como al concesionario, las herramientas para que de manera clara y expedita pueda tener la retribución en su servicio, esto cambiará los incentivos y los acercará al ciudadano.

Todos los cambios en nuestro país, terminan por ser cambios posibles y no deseados, esto desde la lógica ciudadana es inaceptable, porque aunque se reconocen avances, éstos terminan por ser borrados en la línea del tiempo, se requiere un esfuerzo mayúsculo por parte de nuestros gobernantes en el reconocimiento de la agenda ciudadana con miras estadístas, dejando a un lado los incentivos políticos, estamos en el tiempo del juego de la pirinola en el que “todos ponen”.

Esta semana terminó con la contra agenda cargada, una vez más triunfó el olvido de lo importante, algunos temas que entusiasmaban del discurso del actual gobierno se quedaron en el tintero, mostrando una vez más que en el discurso se reconoce la agenda ciudadana pero termina por no ser reconocida oficialmente, otra vez estimado lector, la casa pierde y pierde porque no quiere ganar.

Hasta la próxima semana.

#contraagenda, #agendaciudadana, #revolucióndelasideas, #reformatelecomunicaciones, #muypocoparaelciudadano

José Enrique García

José Enrique García

Licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública por la UNAM, cuenta con Diplomados en Marketing Político y en Prospectiva, Socio fundador de LIDER, empresa en desarrollo de estudios prospectivos y articulista en Centro Público portal de opinión.

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX Excelente iniciativa propuesta por @diegoluna_ @eldiadespuesmx La suscribimos y recapacitemos sobre el futuro de… https://t.co/NbCPrb8nS8
9hreplyretweetfavorite
CentroPublicoMX RT @F_Carabajal: Gracias @CentroPublicoMX por recomendar texto y exposición. Les mando un abrazo. https://t.co/4zb3K1LqFg
CentroPublicoMX Texto obligado de ⁦@AldonzaS⁩ sobre Fernando Carabajal - ⁦@F_Carabajal⁩ - y sus #CaballoCebras. Tampoco se pueden… https://t.co/L0PRMSC4hx
CentroPublicoMX RT @WorIdCupFC: Mexico fans have invaded Russia 🙌🏼🇲🇽🔥 https://t.co/c1kmPaLnQw
CentroPublicoMX RT @elpais_america: El 'no mames' más famoso en #Rusia2018. @vernemexico habló con ella. Aquí la historia https://t.co/dnXvrwcvIi https://t…