Centro Público

“Al claro de la luna” en la obscura realidad: Lozano Hemmer en Miami

“Al claro de la luna
Sólo se ve poco
Buscaron la pluma
Buscaron fuego
Buscando así
No sé qué se encontró
Pero sé que la puerta
Detrás de ellos se cerró.”

A claro de luna, canción infantil francesa del siglo XVIII.

Hace unos días el artista Rafael Lozano Hemmer publicaba en su Facebook que su selección de obras para Miami fue antes del resultado de las elecciones, por lo que no fue una selección pensada en lo que ha sucedido. Sin embargo, después de ver sus piezas y vivirlas son la respuesta adecuada para una situación totalmente inadecuada.

“Au Claire de la Lune”, es un proyecto totalmente poético. Es la respuesta material a un sentimiento que se está materializando más rápido de lo que nos hubiéramos imaginado. Es una llamada de atención. Ya en los códices prehispánicos veíamos un pequeño símbolo que significaba la palabra hablada, ese aliento que fue el que dio forma al mundo de acuerdo a la Biblia, esa nubecita que sale en los comics, ahora lo podemos ver, lo podemos tocar, lo podemos sentir. Lo que la tecnología ha permitido a Lozano Hemmer es a concretizar una serie de obras que de otra manera en el pasado hubieran parecido ciencia ficción. Pero es que la realidad hace apenas unos meses nos hubiera parecido simplemente un capítulo de “Los Simpsons” o una realidad alterna de “Volver al Futuro”.

Desde un inicio las civilizaciones han buscado el cómo registrar lo que se dice, lo que sucede, lo que nos imaginábamos que era el mundo, las ideas. Las palabras siempre han tenido una fuerza excepcional. Se han creado leyes, se ha escrito la historia una y otra vez, pero la textualidad, los tonos, la voz, son casi imposibles de encapsular, hace poco más de cien años era utópico. Aunque su búsqueda se experimentó mucho, se considera que los primeros 10 segundos, reproducibles, son del 9 de abril de 1860, un fonoautograma de alguien cantando “Au Claire de la Lune”. Un pequeño instante para Leon Scott, un gran tiempo para la humanidad. Sin embargo, fue solamente hasta el 2008 que este momento fue audible, desafiando las convenciones de la historia del registro del sonido y desplazando a Thomas Alva Edison en 1877. Gracias a los archivos, es que podemos entender como fue modelado el presente que vivimos y construir nuestro futuro.

El registrar, nunca ha sido una tarea sencilla. Mientras que ahora tenemos una sensación de vivir situaciones “verdaderas” porque lo vemos en vivo, la realidad es que siempre tendremos nuestras preferencias del punto de vista, desde donde nos situamos. Las ideologías, si es que se pueden llamar así, nos han convertido en una especie de “ciegos” de no ver la postura del otro, “sordos” al no escucharlos, “analfabetas” de no leerlos. No importa que la tecnología nos haya abierto la oportunidad de tener amigos en tres continentes diferentes, la realidad es que carecen de importancia si las ideas están ausentes y solo nos concentramos en llenar una cuota de lo que “queremos” o “somos”.

Así, aunque existan esos “otros” archivos, el actual presidente electo Donald Trump, se apoya de estas características, para quitarles los gafetes de prensa a aquellas publicaciones que no apoyen lo que el dice. Amenaza con demandarlas, no porque él tenga la razón, sino simplemente para desgastarlas y agotar sus recursos en litigios eternos y caros. Ante esta amenaza el editor Marty Baron responde con los principios de Eugene Meyer de hace 80 años: “La primera misión de un periódico es decir la verdad lo más cercana a lo que se puede comprobar”, cada verdad puede buscar sus propias pruebas de veracidad, por lo que es importante abrir los ojos, agudizar el oído y aprender a leer lo que los otros dicen. Ahora, el papel del ciudadano cibernético, ya no es solamente de leer lo que se nos presenta, sino también de cuestionarnos quien lo escribe y para que, antes de compartirlo. Sino, veamos esa cantidad de notas, que presuntamente le dieron la victoria a Trump, por medio de falacias, de promesas imposibles de cumplir que han dado autorización para una nueva oleada de racismo, de xenofobia, de arrogancia, que considerábamos a punto de superar, y en la que comentarios como el del Bricio Segovia en su Facebook sobre su entrada a Estados Unidos con el agente de migración parecerán “Little talks”.

El analista político Mauricio Merino escribe en su columna “La muerte de las ideas políticas”: “No es que todo lo sólido se desvanezca en el aire – Marx, citado por Berman-, sino que ya no existe nada sólido”, en esa metáfora es donde se sitúa la pieza de Lozano Hemmer. En volver a crear lo sólido, en no dejar que las ideas se vuelvan invisibles en el mar de palabras por el respiramos cada instante en el aire, en proponer una resistencia a ese “Ministerio de la verdad” orweliano, y si no pensemos en  la más reciente iniciativa de “Ley General de Archivos”, que en lugar de ser un espacio donde prevalezca la idea de transparencia, se esta presentando como un lugar para que la opacidad y contradicción aniden nuestros peores temores tutelado por la Secretaría de Gobernación: sancionar a quienes divulguen información considerada prohibida y formar grupos para determinar qué información debe darse de “baja documental” o para clasificarla como reservada o confidencial, de acuerdo a su columna “Archivos, la palabra maldita”. En una decisión a favor a la autenticidad, Lozano Hemmer, decidió no pulir las piezas de acero en las se convirtió ese aliento, en dejar esas pequeñas huellas, en dejar que esas piezas amorfas, alejadas de los cánones clásicos de la belleza, se conviertan en un objeto históricamente – estéticamente correcto.

Baron, Merino y Lozano-Hemmer promueven una revolución de las conciencias, los primeros por medio de la escritura y el último por la experiencia artística a partir de la tecnología. Promueven una esperanza en el futuro. Si después de muchos años la investigación en la oficina de patentes de la Académie de Sciences es capaz de cambiar la historia del registro del sonido, nosotros también somos capaces de ser constructores del destino que nos ha tocado.

Ximena Apisdorf Soto

Ximena Apisdorf Soto

Maestra en Arte, con especialidad en Art Business por la Universidad de Manchester y egresada de la Licenciatura en Arte por la Universidad del Claustro de Sor Juana. Se enfoca en la creación de mejores relaciones para el intercambio de instituciones nacionales e internacionales. Actualmente, trabaja para el Barroco Museo Internacional, el cual será inaugurado en 2016 en Puebla y como consultora de relaciones internacionales con las asociaciones como la Asociación de Directores de Museos de Arte (AAMD por sus siglas en inglés) y Bizot para el Museo del Palacio de Bellas Artes. En 2014 fue coordinadora operativa de la 2da. Bienal de Arte Veracruz, para la creación y difusión de artistas del estado. Desde el 2011 se ha especializado en arte contemporáneo latinoamericano y su difusión en las plataformas digitales como fundadora y editora del blog Tildee.info. Escribe para las publicaciones especializadas: Flash Art, Revista Código, Artishock, entre otras. Ha trabajado en instituciones públicas y privadas, enfocada en la coordinación estratégica, operativa y de comunicación; tanto en México como en Estados Unidos; entre los que destacan: el Museo Nacional de Arte, el Museo Tamayo, Proyectos Monclova, I-20, Casey Kaplan Gallery, Prospect 2.5. Ha impartido clases para la Suprema Corte de la Nación (2007) y el Instituto Realia (2014). En el 2008 curó y coordinó la primera exposición de arte contemporáneo en el Museo Diego Rivera Anahuacalli: “Elefante Negro: Arte Contemporáneo”, en la cual participaron 21 artistas de 10 nacionalidades diferentes.

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX RT @cuauhmedina: ¿Qué significado tiene asesinar el futuro? Ai Wei Wei en el MUAC https://t.co/saLWFNiG9M
CentroPublicoMX Dicen que las calorías ganadas en época vacacional, no cuentan... Así que dense una vuelta a #LeMacaronBoutique la… https://t.co/7NcqSizWzj
CentroPublicoMX Presos políticos y arte, #Ayotzinapa y la memoria funcional. @aiww asesinando el futuro o de como estados totalitar… https://t.co/eOKDYfXYCn
CentroPublicoMX Sobre el #MeToo, medios y opinión pública; el contexto original y cómo se estructuró en #México. Seguiremos leyend… https://t.co/2uwYxXihIw
CentroPublicoMX Posterior a la transformación ocurrida en #LosPinos, la cuarta sección (cultural) de #Chapultepec es el proyecto má… https://t.co/9bh7RL0zcy