Para el año 2015, el presupuesto federal para obras de infraestructura hidráulica (k 007   Proyectos de infraestructura económica de agua potable, alcantarillado y saneamiento) es de  3,766,883,297.- y la Ciudad de México tiene presupuestados 2,200 millones nada más para su Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex). A esto hay que agregar que cada municipio, y cada Estado tiene destinada una cantidad millonaria para el abasto, suministro, y reparación de los sistemas de conducción del agua.

En México, la cantidad de agua dulce disponible es de 476 km3 y solo usamos en promedio el 16%, aun cuando hay zonas donde la presión sobre el recurso (disponibilidad sobre uso) es de 40% como Chihuahua, Sonora y Baja California, alta presión pero comparada con el DF es baja ya que aquí la demanda es del 119% de la disponibilidad.

En 2005, la Comisión Nacional del Agua estimó que se extrajeron 76.5 km3 de agua provenientes de los ríos, lagos y acuíferos, para ser ocupada en las diferentes actividades, este volumen entre los cerca de 103 millones de mexicanos que éramos en 2005, nos tocarían 741 mil litros por persona al año; De los distintos usos que tiene el agua, el agrícola y el ganadero consumen más de tres cuartas partes del total; mientras que el resto se divide entre la población y la industria. Es decir gastamos unos 185,000 litros por persona en promedio, aun cuando sabes que los promedios son engañosos pues hay quien acarrea un kilómetro un par de cubetas (60 litros) al día para una familia, y otros que lavan los carros y el patio o las baquetas a manguerazos.

Bueno, este rollo viene al caso porque está por aprobarse una ley de aguas, que dice la izquierda, “es privatizadora”, y los priistas que es para racionalizar el uso y mejorar el abasto.

Debo decirte también que el 40% del agua se desperdicia en fugas y solo pagan el agua un 30% de las personas y que lo demás se tiene que pagar con el presupuesto indicado en el inicio de este escrito. La Ley pide que todos paguemos el agua, al precio que cuesta traerla a los hogares y un punto polémico es que se puede expropiar los predios dónde haya agua ello con el fin de que las empresas gaseras puedan usar el fraking (ruptura de rocas a presión de agua para sacar el gas natural shell).

Así, si dividimos el 25% esos 5000 millones de pesos de presupuesto entre las 26  millones de familias tendríamos que pagar (en promedio, siempre) 1250 millones entre 26 millones, unos 47 millones de pesos cada familia.

Por supuesto si le das a una empresa el quehacer de cobrar y de vigilar el suministro y potabilización, almacenamiento y distribución, los costos bajarían porque se acaba la ineficiencia y la corrupción, dicen, pongámosle un 50 %, y esos 185000 litros por persona, que son 20,350´000´000,000 litros es decir un costo de 6.5 centavos el litro.

Y aquí la pregunta para ti, si tuvieras que pagar  185 mil por 4.5 (miembros de familia) por 6.5 centavos es decir 832,500 litros por .065 pesos, nos da unos 54,112 pesos al año de agua, ¿estarías conforme?

Bueno no te gastas los 185 litros diarios por persona, solo unos 60 entre baño y dos descargas de wc, más lavado de ropa y trastos, es decir unos 275 litros al día (muy poco, haz cuentas) y eso te da 17.50 diarios por 365 días, 6,524 pesos al año unos 544 pesos al mes, ¿le entras?

Pues como va la Ley, así nos va a ir.

Conste el Estado tiene la obligación de proveer el agua, pero no de regalarla, no se coarta tu derecho humano al agua, solo que tienes que pagarla al precio JUSTO, lo que cuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *