Desde que era niña mi familia me llevaba a los museos, es más, fui de la primera generación que utilizó el pasaporte del arte del INBA: Tus museos un viaje, en el que juntaba los sellos de los museos en la Ciudad de México que visitaba. En 1994, me tomó cerca de 9 meses llenarlo ya que solo me llevaban los fines de semana a los museos, y por lo regular visitábamos uno a la vez. Con 12 años junté 12 sellos diferentes. En la sección dedicada al MUNAL, escribí que mi artista preferido era Diego Rivera; el sello del Museo de Arte Moderno fue conmemorando la magna exposición de Remedios Varo; me encantó la copia de Goya de la Familia Real en el Museo de San Carlos; la retrospectiva de Wolfang Paalen en el Carrillo Gil; incluso, tengo un sello del Centro Cultural de Arte Contemporáneo, que no estaba dentro de la lista. Básicamente en mis descripciones pre twitter, pero con menos de 140 caracteres, solo ponía el nombre de la exposición y algunos datos muy sucintos. Es un documento que guardo con gran cariño.

Hoy día, quiero compartir esas experiencias e ideas y me planté realizar #52Museos52días y platicar algunas anécdotas sobre cada uno. No se plantearon reglas específicas, con excepción de que no se repitieran, cosa muy complicada porque hay museos que son mis consentidos y a los cuales voy con gran frecuencia, simplemente la exposición de “Pinta la Revolución” en el Museo del Palacio de Bellas Artes fui 5 veces, otro que me costó mucho trabajo no compartir más fue el Museo Anahuacalli, cada rincón, cada espacio, tiene su propia historia, con una arquitectura monumental y única, es imposible resumirlo en una sola imagen. Procuré conocer cada uno de los museos, pero por ejemplo, con una de las instalaciones de Marina Abramovic en Italia, me pareció interesante compartirlo ya que estaba leyendo sus Memorias en donde describe muchos eventos importantes de su vida y de su producción artística, en verdad una delicia de leer, y fue creo la única  artista que repetí con el videojuego inspirado en la exposición del MoMA “The Artist is Present”.

Para poder lograr mi cometido, primero tuve que buscar fotos impresas, y cual fue mi sorpresa al ver que no poseo tantas. Cuando pensé que 52 museos no eran muchos considerando que desde niña he visitado bastantes, no consideré que antes del 2007,  cuando entré a Facebook y me compré mi primera cámara digital, las imágens no eran tan comunes. En su lugar tengo miles de recuerdos, el día que mi tía me llevó al Museo de Historia Nacional, el del  Caracol, cuando iba en tercero de primaria o miles de cosas que aprendí cuando fui voluntaria del Museo Tamayo por más de 8 años… en efecto, los museos ocupan una gran parte de mi vida. Mis vacaciones las planeó a partir de qué museos quiero conocer. El año pasado visité el Museo Nacional del Azulejo de Lisboa en Portugal simplemente porque tuve en mis manos un catálogo sobre su colección y me moría de la curiosidad.

Así, que aquí van 5 de momentos preferidos de este ejercicio:

1)   La foto más gustada: Museo del Pérgamo.

1

En 2007, hace 10 años, tuve la oportunidad de pasar unos días en Berlín y lo primero en mi lista era visitar la Puerta de Istar de Babilonia(575 a.C.). Recuerdo mi asombro al entrar al Museo del Pérgamo y ver la majestuosidad del Altar de Zeus todo en blanco -desde 1886 que fue reconstruido en Berlín ha estado abierto al público, de hecho el museo fue construido alrededor de él-. Pero, al cruzar por la Puerta de Istar mi mandíbula cayó al suelo, ya que esta hecha en brillante lapislázuli con siluetas de leones -Istar era la diosa de la guerra y de la sexualidad que es representada por un león con la trompa abierta, muestra sus dientes y colmillos feroces-, dragones (Marduk), toros (Adad) y otros seres mitológicos, quienes protegen y proveen las cosas que la ciudad necesitaba en un tiempo de gran esplendor. Fue descubierta entre 1902- 1914 y trasladada al museo en 1930. Es considerada una de las 7 maravillas del mundo. Nabucodonosor II (605 – 562 a.C.) fue el reconstructor de Babilonia, y el destructor del templo de Jerusalén -por eso es famoso en la Biblia- mando a escribir: “Yo puse las bases de las puertas hasta el nivel del agua subterránea y las tenía construidas en piedra azul pura. Sobre las paredes en la habitación interior de la puerta están los toros  y los dragones y, así los adorné con el esplendor lujoso para que toda la humanidad lo contemplará con asombro”, así a cerca de 2,600 años después todavía nos podemos maravillar, por una de las puertas –pequeñas-.

2)   Un museo visto desde otro museo: El Soumaya en Jumex

2Ambos de colecciones privadas, no podrían ser más diferentes tanto en forma como en contenido, sin embargo, para una zona de la ciudad sin mucha propuesta cultural, el hecho de tener dos de las colecciones privadas más importantes a nivel mundial, el Museo Jumex y el Museo Soumaya, han logrado crear una interacción muy interesante en el llamado “Nuevo Polanco”. La propuesta de ubicar el Museo Jumex en el corporativo de Carso, tal vez responde a una relación de negocios entre Carlos Slim y Eugenio López padre, así como la decisión de que el arquitecto fuera David Chipperfield. Curiosamente, ambas construcciones son homenajes a la modernidad, mientras que por lo regular el recorrido en circular en los pisos del Soumaya se refieren a la arquitectura de Frank Lloyd Wright en el Guggenheim de Nueva York, a mi me parece que es más cercano al espacio creado por el arquitecto Arturo Chávez Paz que ahora alberga Archivo Diseño y Arquitectura. Por otro lado, la silueta que recuerda a los dibujos de fábricas del Mueo Jumex parece un homenaje a la Casa Estudio de Diego Rivera de Juan O’Gorman.  Es inevitable no sacar una foto del Soumaya desde la terraza del Jumex, así ambos complementan una visita a la historia del arte de formas totalmente diferentes.

3)   Cómplice de Museo: Getty Villa y Clara

3El año pasado visité por primera vez la ciudad de Los Ángeles y fui al Getty Villa, localizado en Malibú, inaugurado en 1974, este recinto dedicado al estudio de Grecia y Roma, no lo pudo ver completado el magnate J. Paul Getty quien murió antes. Inspirado en la villa de Papyri en Herculano, retoma detalles de otras ciudades gracias al apoyo del arqueólogo Norman Neuerburg, rodeado por los jardines al estilo romano, que ha permitido, según la revista Architectural Record “provoca (r) sonrisas en el mundo del arte, un trabajo magistral, un sofisticado conjunto de edificios, plazas y jardines que proporciona un verdadero hogar a las reliquias de otro tiempo y espacio”, me recuerda un poco a la idea de Los Claustros en Nueva York, la oportunidad de que los americanos experimenten un poco de esos lugares en el viejo continente. Una verdadera delicia para visitar y sobre todo gozar con la compañía correcta, una persona que se emocioné al ver piezas únicas o de jugar en la zona educativa.

4)   Director de Museo: Luis Rius y el Museo Mural Diego Rivera.

4Una de las primeras personas que conocí en el “Coloquio Internacional con motivo de la condecoración de OBE -Order of the British Empire- otorgado por la Reina Isabel II de Inglaterra a Leonora Carrington” en el Museo Tamayo en noviembre del 2000 y organizado por la excelsa Lourdes Andrade, fue al Maestro Luis Rius Caso. Ahí habló respecto a “El mundo mágico de los mayas” el mural que se encuentra en el Museo de Antropología. Desde entonces he podido coincidir en varias ocasiones con él. Ese día tuve la oportunidad que me platicará como llegó a ser Director del Museo Mural Diego Rivera y de la Casa Estudio de San Ángel, de su pasión por el trabajo del artista y de los proyectos museográficos dentro de los recintos.

5)   Fun selfie: Museo de Arte Antiga y Morcego

5Finalmente, Portugal, en donde conocí a Morcego en una tienda de Sintra, y decidí hacerlo mi compañero de viaje para poder compartir nuestras aventuras con todos esos pequeñines que son una parte tan importante de mi vida. En una forma de inspirarlos es que las fotos con Morcego son un homenaje para que aquellos que eventualmente, quieran conocer los lugares que este pequeño murciélago portugués me presentó. Claro que las personas me veían medio raro,  pero la realidad es que al final todos tenían una sonrisa.

 

Sobre el autor

Ximena Apisdorf Soto

Ximena Apisdorf Soto

Twitter

Maestra en Arte, con especialidad en Art Business por la Universidad de Manchester y egresada de la Licenciatura en Arte por la Universidad del Claustro de Sor Juana. Se enfoca en la creación de mejores relaciones para el intercambio de instituciones nacionales e internacionales. Actualmente, trabaja para el Barroco Museo Internacional, el cual será inaugurado en 2016 en Puebla y como consultora de relaciones internacionales con las asociaciones como la Asociación de Directores de Museos de Arte (AAMD por sus siglas en inglés) y Bizot para el Museo del Palacio de Bellas Artes. En 2014 fue coordinadora operativa de la 2da. Bienal de Arte Veracruz, para la creación y difusión de artistas del estado. Desde el 2011 se ha especializado en arte contemporáneo latinoamericano y su difusión en las plataformas digitales como fundadora y editora del blog Tildee.info. Escribe para las publicaciones especializadas: Flash Art, Revista Código, Artishock, entre otras. Ha trabajado en instituciones públicas y privadas, enfocada en la coordinación estratégica, operativa y de comunicación; tanto en México como en Estados Unidos; entre los que destacan: el Museo Nacional de Arte, el Museo Tamayo, Proyectos Monclova, I-20, Casey Kaplan Gallery, Prospect 2.5. Ha impartido clases para la Suprema Corte de la Nación (2007) y el Instituto Realia (2014). En el 2008 curó y coordinó la primera exposición de arte contemporáneo en el Museo Diego Rivera Anahuacalli: “Elefante Negro: Arte Contemporáneo”, en la cual participaron 21 artistas de 10 nacionalidades diferentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *